Cultivo de la Rosa MATERIAL VEGETAL


Cultivo de la Rosa
MATERIAL VEGETAL
Las cualidades deseadas de las rosas para corte, según los gustos y exigencias del mercado en cada momento, son:
Tallo largo y rígido: 50-70 cm, según zonas de cultivo.
Follaje verde brillante.
Flores: apertura lenta, buena conservación en florero.
Buena floración (= rendimiento por pie o por m2).
Buena resistencia a las enfermedades.
Posibilidad de ser cultivados a temperaturas más bajas, en invierno.
Aptitud para el cultivo sin suelo.
Clasificación de los principales cultivares:
-Rosas grandes (80% de la producción).
Rojas (40-60% de la demanda): First Red, Dallas, Royal Red, Grand Gala, Koba, Red Velvet...
Rosas (20-40% de la demanda): Anna, Noblesse, Vivaldi, Sonia, Omega, Versilia...
Amarillas (en aumento): Golden Times, Texas, Starlite, Live, Coktail 80...
Naranjas (en aumento): Pareo...
Blancas: Virginia, Tineke, Ariana...
Bicolores: Candia, Simona, Prophyta, La Minuette...
-Multiflores (spray): Mini (diferentes colores), Golden Mini, Lidia (rosa), Nikita (rosa)...
5. MULTIPLICACIÓN
La propagación se puede llevar a cabo por semillas, estacas, injertos de vareta e injertos de yema, aunque es este último el método más empleado a nivel comercial.
La reproducción por semillas está limitada a la obtención de nuevos cultivares.
Las estacas se seleccionan a partir de vástagos florales a los que se le ha permitido el desarrollo completo de la flor para asegurar que el brote productor de flores es del tipo verdadero. Además, los brotes sin flor son menos vigorosos, por lo que poseen menos reservas para el enraizamiento.
Pueden utilizarse estacas con 1, 2 ó 3 yemas, dependiendo de la disponibilidad de material vegetal, aunque son preferibles las de 3 yemas, ya que presentan mayor longitud y más tejido nodal en la base, disminuyendo así las pérdidas debidas a enfermedades.
La base de las estacas se sumerge en un compuesto a base de hormonas enraizantes antes de proceder a la colocación en un banco de propagación con sustrato de vermiculita o con propiedades similares, con una separación de 2,5-4 cm entre plantas y 7,5 cm entre hileras.
Debe mantenerse una humedad adecuada y una temperatura en el medio de 18-21ºC. En estas condiciones el enraizamiento tiene lugar a las 5-6 semanas, dependiendo de la época del año y de la naturaleza del vástago. Posteriormente se procede al trasplante a macetas de 7,5 cm o directamente al invernadero.
El problema de este sistema es que las plantas con raíz propia son bastante pequeñas y necesitan un tiempo considerable para que la planta crezca lo suficiente para que se comiencen a recolectar flores.
Fuente: Fuente: Infoagro.com 

Publicado por: Marcela Aguilera, Operadora SITEC V Región.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

INSECTOS MASTICADORES

EL CULTIVO Y MANEJO DE LA ALSTROEMERIA Plagas y enfermedades