Canal de José Arcesio en Dailymotion y YouTube

Hongos en los claveles Uromyces dianthi (Pers.) Niessl.



Hongos en los claveles
Uromyces dianthi (Pers.) Niessl. (Figura 12) Los uredios son subepidérmicos,
anfígenos, pulverulentos, de forma irregular, de 0.5 – 1.5 mm de largo, de
color café oscuro, algunas veces casi negros, generalmente sobre las hojas,
aunque también se desarrollan sobre los tallos. Uredosporas casi esféricas,
ovoides o ampliamente elipsoidales, de 25 – 33 x 21 – 25 μm, con cuatro
poros ecuatoriales, con la pared de 2 – 3 μm de grosor y equinulada, con un
pedicelo hialino de 60 – 80 x 4 – 5 μm.
Arthur (1962) consideró esta especie como una roya macrocíclica heteroica,
con los estadios 0 y I (espermogonial y ecial) en Euphorbia gerardiana, y
con los estadios II y III (uredial y telial) sobre otras especies de la familia Caryophyllaceae. Ha sido descrita del estado de México (Hennen y Cummins,
1967) y de Veracruz (Carrión y Galván, 1984). Lamas (1978) y Romero
(1988) lo citan como Uromyces caryophyllinus de Xochimilco, D. F. y Villa
Guerrero, Estado de México, respectivamente. Sintomatología. Al inicio de
la infección en las hojas y tallos se observan pequeños puntos cloróticos de
alrededor de 1 mm de diámetro, que posteriormente se abultan adquiriendo
un color gris; más tarde la cutícula se rompe, formándose así pústulas
redondas o alargadas conteniendo un polvo de color café rojizo que
corresponde a las uredosporas del hongo; estas pústulas se observan rodeadas
por un halo clorótico. Bajo condiciones ambientales óptimas para la
enfermedad las plantas afectadas no alcanzan su tamaño normal y producen
pocos brotes, las hojas se deforman por la ruptura de la epidermis y se secan
de manera paulatina.
Fuente: HORTICULTURA ORNAMENTAL
HONGOS PATÓGENOS DEL CULTIVO DE CLAVEL
(Dianthus caryophyllus L.) EN EL ESTADO DE MORELOS, MÉXICO. Edgar Martínez-Fernández
Universidad Autónoma del Estado de Morelos
Facultad de Ciencias Agropecuarias

Narcissus



Narcissus, género de hierbas bulbosas de la familia de las Amarilidáceas (véase Amarilís), cuyo nombre común es narciso. El género es nativo de las zonas más cálidas del hemisferio oriental y se cultiva mucho en jardinería. Las especies que lo forman tienen hojas largas, a veces parecidas a las del junco, que crecen en vertical desde la raíz bulbosa. Las flores, casi siempre una o dos por planta, tienen seis sépalos petaloideos, una corola de seis pétalos unidos, seis estambres y un solo pistilo. De la cara interna de la corola surge una proyección en forma de copa llamada corona. Las flores suelen ser blancas o amarillas o presentar alguna combinación de estos matices. El fruto es una cápsula polisperma (con muchas semillas).
Los narcisos están entre las plantas de floración más temprana, y abren sus grandes flores al principio de la primavera. En regiones templadas, conviene cultivarlos al aire libre y en suelo húmedo. La mejor época de plantación en latitudes septentrionales es septiembre, para que las raíces tengan tiempo de crecer y asentar la planta antes de que empiece el frío. Hay variedades especiales para interiores que acostumbran a cultivarse en recipientes con agua, a veces con guijarros pequeños. Se mantienen varias semanas en un lugar fresco y oscuro, hasta que se asientan las raíces, y a continuación se sacan a florecer a una ventana soleada.
Una especie común es el narciso de los prados o tragapán, caracterizado por una corona profunda con forma de trompeta. El junquillo oloroso tiene flores amarillas de corona corta. El narciso de poeta tiene pétalos de color blanco puro y corona de poco fondo, rizada y de color rojizo. El narciso de manojo forma flores pequeñas, blancas o amarillas, con coronas cortas y dispuestas en umbelas; en las islas Canarias crece una variedad de esta especie considerada como endemismo local. En el sur de Europa crece una especie con flores que presenta matices del color amarillo. A partir de estas especies se han desarrollado numerosos híbridos con flores simples o dobles, de color blanco, amarillo, rosa, crema, anaranjado o rojo anaranjado, con corona y corola de colores distintos, incluso con la corona de varios colores.
Los bulbos de narciso contienen alcaloides que, si se ingieren, provocan desarreglos digestivos graves, con vómitos y diarreas acompañados de temblor y convulsiones.
Clasificación científica: los narcisos forman el género Narcissus de la familia de las Amarilidáceas (Amaryllidaceae). El tragapán es la especie Narcissus pseudonarcissus; el junquillo oloroso, Narcissus jonquilla; el narciso de poeta, Narcissus poeticus; el narciso de manojo, Narcissus tazetta; la variedad considerada endémica de Canarias es Narcissus tazetta variedad canariensis, y la especie bicolor del sur de Europa es Narcissus incomparabilis.
Fuente: Microsoft ® Encarta ® 2007. © 1993-2006

Geranio,


Geranio, nombre común por el que se conoce a un género de plantas de la familia de las Geraniáceas que comprende unas 650 especies propias de los países templados. Los geranios más conocidos son los cultivados como ornamentales, originarios de África del Sur, que son híbridos logrados con diferentes especies de Pelargonium. Se cultivan innumerables variedades como ornamentales. Suelen tener las hojas opuestas y a veces esparcidas, con nerviación palmeada y flores de cinco piezas regulares. Los pétalos son caedizos y el cáliz persiste hasta la madurez del fruto. La multiplicación de los geranios se suele realizar por esquejes verdes. Se utilizan como ornamentales y en perfumería.
Clasificación científica: los geranios cultivados pertenecen a la familia de las Geraniáceas (Geraniaceae), género Pelargonium.
Fuente: Microsoft ® Encarta ® 2007. © 1993-2006

Manuales de buenas prácticas ambientales OTROS RESIDUOS



Manuales de buenas prácticas ambientales
OTROS RESIDUOS
Se puede, para este tipo de residuos, solicitar la recogida y transporte o la
autorización para el depósito en el centro de Tratamiento correspondiente o
entregarlos a gestores autorizados.
RESIDUOS PELIGROSOS
Se incluyen tanto los productos como los envases que los han contenido y no
han sido reutilizados y los materiales contaminados con estos productos.
Deben ser entregados para ser gestionados por gestores autorizados.
EMISIONES ATMOSFÉRICAS 7
• Ruido: Observar cuidadosamente los requisitos de las Ordenanzas sobre ruidos.
Evitar o minimizar los ruidos producidos por la maquinaria eligiendo equipos
menos ruidosos, manteniendo desconectados los aparatos cuando no se estén
utilizando y realizando un mantenimiento de la maquinaria que permita reducir al
mínimo las emisiones sonoras.
• Gases de combustión (CO2, NOX, SOX): Reducir las emisiones manteniendo
desconectados los aparatos con motores de gasolina o gasoil cuando no se estén
utilizando.
• CFC: Evitar la emisión prescindiendo de aerosoles y manteniendo adecuadamente
los equipos que los incluyan en sus sistemas.
BUENAS PRÁCTICAS RESPECTO A LA OCUPACIÓN Y TRANSFORMACIÓN
DEL SUELO
Conservar la estructura del suelo:
• Topografía: Evitar modificaciones que puedan favorecer la pérdida de suelo por
erosión.
• Paisaje: Tender a la creación de paisajes armónicos e integrados en el medio
Fuente: Manuales de buenas prácticas ambientales
Colección: MANUALES DE BUENAS PRÁCTICAS AMBIENTALES
Titulo: JARDINERÍA
Edita: GOBIERNO DE NAVARRA
DEPARTAMENTO DE MEDIO AMBIENTE, ORDENACIÓN DEL TERRITORIO Y VIVIENDA

Campanula



Campanula , nombre científico de un género de plantas perteneciente a la familia de las Campanuláceas. Este género engloba a más de 300 especies (150 en Europa) de campanillas distribuidas por las regiones templadas, especialmente por la región mediterránea, aunque también se pueden encontrar en las montañas tropicales, presentando, en general, un alto grado de endemismo. Más de la mitad de las especies, 160 aproximadamente, están incluidas en la Lista Roja de las Plantas Amenazadas de la Unión Mundial para la Naturaleza (UICN). Básicamente son plantas con flores regulares, campaniformes, y con las anteras libres, a diferencia de otras especies de la misma familia.
Existe un buen número de especies que tienen usos tradicionales. El rapónchigo posee una raíz muy dulce con un ligero sabor a nueces que se come tanto cruda, en ensalada, como cocida con aceite y azúcar. También son comestibles las hojas tiernas del falso rapónchigo y de otras campanillas (Campanula trachelium y Campanula latifolia). Algunas especies se han utilizado profusamente en jardinería por el tamaño y colorido (blanco, rosado, púrpura y añil) de sus flores (como Campanula persicifolia, C. rotundifolia o C. medium) y como plantas de interior, como la estrella de Italia o de Belén.
Clasificación científica: el género Campanula pertenece a la familia Campanuláceas (Campanulaceae). El rapónchigo es la especie Campanula rapunculus; el falso rapónchigo es Campanula rapunculoides y la estrella de Italia o de Belén es Campanula isophylla.
Fuente: Microsoft ® Encarta ® 2007. © 1993-2006

HONGOS PATÓGENOS DEL CULTIVO DE CLAVEL (Dianthus caryophyllus L.)



HORTICULTURA ORNAMENTAL
HONGOS PATÓGENOS DEL CULTIVO DE CLAVEL (Dianthus caryophyllus L.) EN EL ESTADO DE MORELOS, MÉXICO. Edgar Martínez-Fernández
Rhizoctonia solani Kühn (Figuras 10 – 11)
El micelio es de tono blanquecino a color café. Las hifas son de 6 – 8 μm de diámetro, con ramificaciones en ángulo recto y una constricción cerca del lugar de la ramificación, así como la formación de un septo. Las hifas jóvenes son multinucledas. Los esclerocios son pequeños, de menos de 1 mm de
diámetro, de color oscuro, con células de 8 – 12 μm de diámetro, con pared más gruesa. Aunado a su carencia de esporas, las ramificaciones en ángulo recto de las hifas, con una constricción y la formación de un septo cercanas al punto de ramificación, son características que distinguen a esta especie. Actualmente se considera a Rhizoctonia solani Kühn como una especie integrada por siete grupos de anastomosis: AG-1, AG-2, AG-3, AG-4, AG-5, AG-6, AG-B1 (Ogushi, 1972). Para el cultivo de clavel, Trujillo et al. (1988) reportan los siguientes grupos de anastomosis: AG-4, AG-2-2 y AG-2-1. Estos últimos autores también reportan que algunos aislamientos de este hongo presentan hifas binucleadas las cuales no son patógenas para el clavel.
Algunos autores señalan que el estado perfecto de R. solani es Pellicularia filamentosa (Barnett y Hunter, 1987; Romero, 1988), y otros señalan que es Thanatephorus cucumeris (Talbot, 1970).
Se le considera a esta especie como un habitante del suelo, causante de ahogamientos y pudriciones de raíces y tallos, en todo tipo de plantas (Romero, 1988). Espinoza (1973) lo señala como uno de los agentes causales de la marchites y pudrición de tallos de claveles en Villa Guerrero, Estado de México. Sintomatología. En la base del tallo ocasiona una pudrición seca y corchosa. La infección tiene lugar al nivel del suelo y de la corteza pasa a los tejidos más internos, llegando finalmente hasta la médula en donde los esclerocios se desarrollan. En la superficie del tallo, bajo condiciones de alta humedad, se observan filamentos gruesos de color café, correspondientes al micelio del patógeno. Como resultado de la pudrición total de la base del tallo, la planta se marchita y muere por falta de agua y nutrientes.
Fuente: HORTICULTURA ORNAMENTAL
HONGOS PATÓGENOS DEL CULTIVO DE CLAVEL (Dianthus caryophyllus L.) EN EL ESTADO DE MORELOS, MÉXICO. Edgar Martínez-Fernández

Manuales de buenas prácticas ambientales Jardinería Energía:


Manuales de buenas prácticas ambientales
Jardinería
Energía:
Tender a la eficiencia energética con la minimización
del consumo de energía en sentido amplio optando por la
adquisición de los recursos más próximos (reducción del transporte), uso
de energías renovables, etc.
MA N T E N I M I E N T O
• Realizar revisiones regulares de los equipos y maquinaria para
optimizar el consumo de agua y energía.
• Revisar el funcionamiento de los equipos, el calibrado de boquillas,
etc., para garantizar que los tratamientos y labores no afectan a
otras superficies distintas de las deseadas.
• Mantener en condiciones adecuadas los útiles de poda, siega,
etc. para evitar la proliferación de enfermedades en las plantas.
• En las operaciones de mantenimiento de la maquinaria evitar los derrames
Al suelo de combustibles, aceites y otros líquidos, pues podrían ir al agua.
Buenas prácticas en el manejo de los residuos
Se contribuye a una gestión ambientalmente correcta de los residuos:
• Utilizando como sustrato compost procedente de materias recicladas.
• Utilizando contenedores biodegradables cuyos desechos poseen
una mayor aptitud para ser reciclados.
• Empleando desechos como los restos de podas y siegas de manera
que puedan emplearse para compostaje.
• Rechazando los materiales que se transforman en residuos tóxicos o
peligrosos al final de su uso, como los elementos organoclorados (PVC,
CFC).
• Con un manejo de los residuos que evite daños ambientales y a la salud
de las personas.
• Informándose de las características de los residuos y de los requisitos
para su correcta gestión.
• Cumpliendo la normativa lo que supone:
- Separar correctamente los residuos.
- Presentar por separado o en recipientes especiales los residuos susceptibles
de distintos aprovechamientos o que sean objeto de recogidas
específicas.
- Depositar los residuos en los contenedores determinados para ello.
- Seguir las pautas establecidas en el caso de residuos objeto de servicios
de recogida especial.
RESIDUOS ASIMILABLES A URBANOS 3
Estos residuos son objeto de recogida domiciliaria para lo que se depositarán
en los contenedores respectivos o se observarán las normas que en cada caso
determine la Mancomunidad correspondiente.
RESTOS DE PODA Y JARDINERIA G
• Hacer compost con estos restos y utilizarlo en el mismo lugar.
• Los residuos que no se puedan reutilizar se depositarán en los contenedores
dispuestos para ello o se observarán las normas que en cada caso determine la
Mancomunidad de conformidad con la normativa vigente.
TIERRAS Y ESCOMBROS
Las tierras, piedras y materiales similares provenientes de excavaciones tienen
la consideración de tierras y escombros a efectos de la Ordenanza reguladora
de la gestión de residuos urbanos de las Mancomunidades.
Normas respecto a la recogida, transporte y vertido de tierras y escombros:
• Se han establecido por la Mancomunidad puntos de vertido específicos para
este tipo de materiales en los que se puede realizar el libramiento de tierras y
escombros, previo abono de la tasa correspondiente.
• Se prohibe la evacuación de toda clase de residuos orgánicos mezclados con
las tierras y escombros, y en general de todo aquello que pueda producir daños
a terceros, al medio ambiente o a la higiene pública.
• Los vehículos que efectúen el transporte de tierras y escombros lo harán en las
debidas condiciones para evitar el vertido accidental de su contenido, adoptando
las precauciones necesarias para impedir que se ensucie la vía pública.
Fuente: Manuales de buenas prácticas ambientales
Colección: MANUALES DE BUENAS PRÁCTICAS AMBIENTALES
Titulo: JARDINERÍA
Edita: GOBIERNO DE NAVARRA
DEPARTAMENTO DE MEDIO AMBIENTE, ORDENACIÓN DEL
TERRITORIO Y VIVIENDA

Centaura, nombre común de una herbácea



Centaura, nombre común de una herbácea de la familia de las Gencianáceas que se extiende por toda la región mediterránea y también se halla presente en el continente americano. Es una hierba bienal que durante el primer año forma una roseta y durante el segundo año echa un vástago lampiño de hasta 50 centímetros. Las hojas inferiores tienen figura entre aovada y elíptica y forman una roseta en la base. Las flores forman ramilletes terminales y son rosadas o algo purpúreas. El fruto es una cápsula más larga que el cáliz. Florece desde la primavera hasta el otoño.
Se utiliza para aromatizar bebidas alcohólicas, como cosmético, insecticida y ornamental. También se le han atribuido poderes mágicos. Una de las especies americanas se conoce como cachalchua o canchalagua, esta última, una palabra de origen mapuche de Chile que designa también a otras plantas que se usan en la medicina tradicional.
Clasificación científica: la centaura pertenece a la familia de las Gencianáceas (Gencianaceae); se clasifica como Centaurium erythraea. La canchalagua se clasifica como Centaurium stricta.
Fuente: Microsoft ® Encarta ® 2007. © 1993-2006

Cultivo y cuidados. Orquídeas Aspectos del cultivo

    Cultivo y cuidados. Orquídeas Aspectos del cultivo RESUMEN DE ASPECTOS A CONSIDERAR - Delimite su rango de escogencia: concent...