Canal de José Arcesio en Dailymotion y YouTube

Manual del vivero El agua

Manual del vivero
El agua:
El agua es vital para el crecimiento y desarrollo de las plantas, en el vivero es importante contar con agua de buena calidad y suficiente para el requerimiento de los diferentes vegetales.
El agua se debe proporcionar a las plantas según su necesidad, debemos saber determinar estas necesidades y evitar excesos.
Las plantas cuando mas chicas son más delicadas resultan a los déficit y excesos.
Una planta en almacigo o maseta por ejemplo requiere un suministro frecuente y lo mas fácil para determinar el mismo es observando sus hojas y la humedad del sustrato.
a. Por observación de hojas: Hojas flácidas, ligeramente marchitas, se debe regar, hojas turgentes, firmes, esta bien hidratada la planta, no requiere agua.
b. Por tacto en el sustrato: Simplemente con introducir el dedo en el sustrato observaremos si este sale ligeramente sucio (de tierra húmeda) es el momento de regar. Si sale sucio muy húmedo esta bien o ligeramente saturado de agua, no hay que regar. Si el dedo sale sin ningún tipo de suciedad, esta seco y es importante suministrar agua a la brevedad.
La calidad del agua es muy importante: Se debe evitar aguas saladas, sucias o contaminadas.
El momento de regar es también importante, en lo que respecta al medio ambiente, y horas de riego. Siempre se debe evitar hacerlo en horas de mucha radiación solar a altas temperaturas. El agua se calentara y provocara efectos nocivos a las plantas, ejemplo quemaduras de raíces, hojas que pueden provocar la muerte.
Actividad en el vivero:
• Reconocer la calidad del agua.
• Determina el momento de regar. Realiza riegos. Emplea métodos diferentes de riego.
3. Los nutrientes: Los abonos y fertilizantes
La tierra que se usa para llenar los envases y almácigos tiene que cumplir varias funciones: dejar entrar y retener el agua; ser rica en nutrientes; blanda para que la raíz pueda crecer y no desarmarse cuando se saque el envase.
Las plantas necesitan para su crecimiento y desarrollo contar con diversos nutrientes del suelo.
Se considera que un suelo o sustrato es fértil cuando se cumplen las condiciones de dotación y abastecimiento para ese mismo suelo.
a. Dotación: se refiere al contenido de nutrientes que posee originalmente un suelo o sustrato. Se determina por análisis de laboratorio que son interpretados por profesionales.
b. Abastecimiento: son aquellas condiciones de suelo o sustrato que permiten que un determinado nutriente se encuentre disponible para la planta. También se determina por métodos de laboratorio.
Conocidos estos datos, los profesionales pueden determinar si esta la dotación y abastecimiento necesario para un determinado cultivo o es necesario ajustar y colocar mas nutrientes para lograr mejores resultados.
Por ejemplo, si consideramos al Nitrógeno como nutriente en el suelo, la cantidad de este elemento en forma disponible para el vegetal se llama dotación.
Hay algunos elementos como la porosidad (consecuentemente la aireación), la presencia de encostramiento y/o capas compactas sub superficiales, la textura y estructura del suelo, el contenido de materia orgánica, que pueden condicionar el abastecimiento del nitrógeno para las raíces de los cultivos (ya que actúan sobre la movilidad y la absorción de Nitrógeno por las raíces del cultivo).
Los nutrientes pueden ser proporcionados por enmiendas orgánicas o inorgánicas.
En las producciones orgánicas se recomienda el uso de abonos de origen animal y vegetal, estos son en general, los abonos, las tierras mejoradas (lombriz fértil y otras).
En las producciones de mayor escala a las familiares se recurre normalmente a los fertilizantes (químicos). Estos pueden ser en polvo, gránulos o líquidos.
Para logar una tierra ideal o sustrato optimo, se prepara un sustrato mezclando distintos materiales como arena, mantillo, lombricompuesto, abono, tierra, etc. La mezcla debe pasarse por una zaranda para que sea bien fina y no lleve piedras, basura o terrones. Amasando un poco de sustrato se prueba si la mezcla esbuena para retener el agua y los nutrientes. La mezcla no debe ser demasiado arenosa (se escapa el agua) o demasiado arcillosa (absorbe el agua muy despacio).
Fuente: MANUAL DE VIVERO
2º AÑO CICLO BÁSICO AGRARIO
VERSIÓN PRELIMINAR
DIRECCIÓN PROVINCIAL DE EDUCACIÓN TÉCNICO PROFESIONAL
DIRECCIÓN DE EDUCACIÓN AGRARIA


Las orquídeas que se cultivan con mayor frecuencia en Cuba - Epidendrum wrightii Lindl.


12. ESPECIE: Epidendrum wrightii Lindl.
Publicación: Ann. Mag. Nat. Hist. Ser. 3: 131. 1858.
Etimología: Esta especie fue dedicada a Charles Wright, botánico norteamericano que estudió y recolectó plantas en Cuba durante varios años, en el siglo XIX (López 1996).
Sin: Epidendrum nasutum Rchb.f.
NC: No se conoce.
Descripción: Plantas epífitas, tallos erectos, agrupados, de hasta 1 m de altura, raíces numerosas, hojas dísticas, elíptico-ovoides o ligeramente emarginadas. Inflorescencias terminales en subumbelas, flores anaranjadas.
Época de Floración: Octubre-marzo, pero con mayor incidencia en noviembre y diciembre (Pérez & Bocourt 1997).
Nota: Especie endémica de Cuba, polinizada, probablemente, por colibríes (Díaz 1988).
Fuente: Revista del Jardín Botánico Nacional 30-31: 159-167, 2009-2010
Las orquídeas que se cultivan con mayor frecuencia en Cuba
Alelí Morales Martínez

Jardín Botánico Nacional, Universidad de La Habana. Cuba.

Dividir matas y rizomas para multiplicar las plantas

Dividir matas y rizomas para multiplicar las plantas
El final del invierno es un momento ideal para multiplicar vivaces como las gramíneas y muchas asteráceas (margaritas,Osteospermum, crisantemos) y sédums, rizomatosas como los agapantos, acantos, Phormium e incluso plantas de interior como las sansevierias, y algunos arbustos. ¡Multiplicarás tus ejemplares! Basta con seguir unos sencillos pasos para dividir matas y rizomas.  
La división de mata permite obtener nuevas plantas a partir de otras ya existentes. Una de sus principales ventajas es que los nuevos ejemplares se trasplantan ya crecidos y con algo de raíz, lo que garantiza un buen arraigo. Además, esta forma de multiplicación facilita el mantenimiento de las características de la planta madre. Se utiliza particularmente en especies vivaces, arbustos y plantas de interio
Ahora bien, no es necesario realizar esta operación todos los años, sino cuando la mata lo necesite, ya sea porque está demasiado apretada donde se encuentra o la floración ha perdido calidad. Cada especie tiene sus propias exigencias
Qué herramientas necesitas
Las herramientas necesarias para realizar estas operaciones son:
• Azada: Muy útil para desarraigar la planta.
• Pala: Para dividir las raíces de las grandes en porciones.
• Tridente: Muy eficaz para abrir y dividir la mata.
• Horquilla de mano: Ayuda a desenterrar el rizoma.
• Cuchillo: Fundamental para cortar el rizoma en segmentos.
• Tijeras: Para recortar las ramas de los nuevos ejemplares.
Para evitar el riesgo de transmisión de enfermedades a los nuevos ejemplares, es muy importante desinfectar las herramientas antes de proceder a la división. Puedes lavarlas con agua y jabón o pasarles un algodón con alcohol.
Multiplicar las vivaces
Gracias a este método, las plantas de flor, sobre todo las vivaces o herbáceas perennes —como el crisantemo, el agapanto, el acanto, el flox, las matas grandes de aquileña, las margaritas, el arabis, el canastillo de oro, las primaveras, las gramíneas y Phormium, hoy tan de moda— se regeneran y dan floraciones más abundantes.
La mejor época para dividirlas es al final de invierno y comienzos de la primavera, o a principios de otoño, según la especie, siempre que lleven unos tres o cuatro años plantadas. En primer lugar debes dasarraigar la planta con la tierra húmeda. Una pala de jardinero o una azada te facilitarán la tarea. Tras sacudir el cepellón separa la planta en varias partes con la mano; planta y riega abundantemente cada una de ellas.

Multiplicar las vivaces
Los arbustos de hoja caduca con numerosos tallos en su base —como las kerrias, avellanos, espireas— también admiten esta técnica. La época más adecuada es cuando han perdido sus hojas, en días que no hiele y con la tierra húmeda. Con ayuda de una azada se descubre la tierra en torno a las raíces y con el filo de una pala se separa una parte de la cepa con sus correspondientes tallos, y se planta por separado. Conviene recortar las ramas del nuevo ejemplar para favorecer su arraigo. Lo mismo sucede con aromáticas como la hierbabuena, el orégano o el tomillo.

Plantas de interior
A lo largo de marzo y abril es el mejor momento de dividir la mata de algunas especies de interior, como las cintas, marantas, aglaonemas, calateas, espatifilos, y palmeras como la chamaedorea. Se procede igual que con las vivaces.
Segmentar los rizomas
Algunas especies pueden multiplicarse por división de sus tallos subterráneos o rizomas, que suelen presentar varias yemas. El procedimiento es similar al de la división de mata.
En primer lugar hay que desenterrar los rizomas con la ayuda de una azada o una horquilla de mano. A continuación se cortan varios trozos con una navaja o un cuchillo afilados (y desinfectados), de manera que cada uno de ellos lleve un brote con hojas. Por último, se entierra cada porción separadamente. El rizoma debe quedar poco hundido y con la tierra de alrededor bien compactada. Tras recortar las hojas —si fuera necesario— con unas tijeras, se riega.
 

● Especies de interior como las sansevierias, orquídeas como la Cymbidium, algunos helechos, y la aspidistra, se pueden dividir con esta técnica en primavera; y la Begonia rex durante el invierno. En el caso de la hortensia de invierno (Bergenia crassifolia), después de la floración, en primavera.

● Al final del verano les toca el turno a las plantas del jardín: el bambú, el lirio, la caña de Indias y la espectacular Strelitzia, acuáticas como el nenúfar, y aromáticas rizomatosas como la menta.

Heliconia

Heliconia Heliconia L. es un género que agrupa más de 100 especies de plantas tropicales, originarias de Suramérica, Centroamérica, las ...