Canal de José Arcesio en Dailymotion y YouTube

Cariseco

    

Cariseco
Otros nombres
Manzano, tres hojas
Nombre científico
Billia rosea
Sinónimo
Billia colombiana
Familia
HIPPOCASTANACEAE
Descripción:
Es una especie que se encuentra en todo el trópico americano, desde el nivel del mar hasta los 3000 metros, aunque parece que son dos especies o que tiene variedades. Es importante por ser un buen elemento para reforestar, que aporta material al suelo, tiene una buena madera y alimenta a las guaguas y a los ñeques; su corteza desprende en placas, lenticelada; hojas trifolioladas, opuestas, sinestípulas, con folíolos medianos, elípticos, que maduran en rojizo; flores blancas a rosadas; frutos capsulares, con semillas café rojizas, de tamaño mediano.
Porte: árbol mediano, de entre 10 a 15 metros de altura en estado adulto.
Origen: nativo de los bosques Andinos, subandinos y aún cálidos.
Significado: hippocastanum = castaña para caballos.
Tasa de crecimiento: lenta.
Longevidad: especie nueva en observación; se calcula larga.
Forma del árbol
Fuste: único.
Copa: globosa con follaje semicaducifolio.
Densidad de copa: semidensa.
Características ornamentales: arquitectura, hojas llamativas de color verde brillante cuando jóvenes y rojizas cuando maduran, abundancia y colorido de sus flores blanco rosadas y sus grandes  frutos y semillas brillantes.
Atributos de manejo especial: hasta el momento a libre crecimiento.
Susceptibilidad a plagas y enfermedades: no se han reportado.
Manejo silvicultural
Poda: no recomendable.
Raíz: pivotante y secundarias superficiales.
Bloqueo y traslado: delicado.
Resistencia a condiciones ambientales
Heladas: media, susceptible a las granizadas.
Contaminación urbana: media.
Datos del censo: se encuentran 236 árboles de esta especie en la ciudad.
Especie apta para el arbolado urbano, en áreas con bajo nivel de contaminación o zonas protegidas.

Fuente: censo de árboles en Bogotá, gobierno de Bogotá

MANUAL DE VIVERO ¿Cómo está compuesto el sustrato?

MANUAL DE VIVERO
¿Cómo está compuesto el sustrato?
Está compuesto por una mezcla de tierra común, arena y algún material con alto contenido de materia orgánica (compost, mantillo, turba). Las proporciones de cada uno de los componentes varían de acuerdo con la especie que se va a sembrar. Algunas necesitan más materia orgánica que otras.
En general se sugiere mezclar 50% de material con alto porcentaje de materia orgánica y 50% de tierra negra y arena fina. En el caso de las coníferas se mezcla la tierra de lugar con arena, en partes iguales.
Elaborado el sustrato debemos cuidar su desinfección
El sustrato debe estar libre de bacterias, hongos, insectos, etcétera. Para asegurarnos de que ninguno de estos organismos esté presente, se desinfecta el suelo del almacigo. En el caso que se utilice tierra con micorrizas, primero se hace el tratamiento de desinfección del sustrato y después se agrega el suelo con hongos.
Si no se realiza la desinfección, la siembra en el almacigo puede fracasar totalmente.
Hay muchas técnicas para lograr desinfectar el suelo de acuerdo con los recursos que disponga. A continuación, describiremos algunas.
Con formol:
Para 2 m2 de almacigo hay que realizar el siguiente preparado: se diluyen entre 50 y 100 cc de formol al 40% de concentración en 10 litros de agua. Una vez preparada esta solución, se la distribuye con una regadera sobre el suelo del almacigo, repitiendo la operación hasta acabar la solución. Es conveniente remover el sustrato cada vez que se realiza la aplicación.
Al finalizar el tratamiento hay que cubrir el almacigo con un plástico, para evitar que los gases producidos se evaporen. El almacigo debe permanecer cubierto durante 48 horas, luego se retirará el plástico y se removerá el sustrato
Se lo deja airear durante 2 o 3 días, después de los cuales estará en condiciones para la realización de la siembra.
Como el formol es muy tóxico, se deberá recomendar a los alumnos manipularlo con sumo cuidado.
Con agua hirviendo
Se vierte sobre cada metro cuadrado de almacigo 10 litros de agua hirviendo.
Repetir la operación dos o tres días consecutivos.
Retostado del sustrato
Se coloca el sustrato seco en un recipiente metálico y se lo somete a la acción del fuego. Se deberá remover permanentemente para que tome una temperatura uniforme de 70 a 80 C°. Esta tarea se realizará durante dos o tres horas.
Con productos de síntesis química
En la actualidad, se dispone de numerosos productos terapéuticos de elevada toxicidad para los organismos patógenos del suelo. Entre ellos podemos citar maneb, zineb, captam, ferbam. La aplicación de estos productos se hace mediante riegos, pulverizaciones o espolvoreos.
Se debe leer atentamente el marbete del producto, allí encontrará las indicaciones.
Se debe tener especial cuidado si decide aplicarlos, pues, por lo general, son de elevada toxicidad para el hombre.
Actividad
• Enuncia las características del suelo para producir plantas de vivero.
• Selecciona el suelo según sus aptitudes para cultivar plantas en vivero.
• Preparar sustratos de siembra.
• Realizar desinfecciones de sustratos, aplicar diferentes métodos.
Fuente: MANUAL DE VIVERO
2º AÑO CICLO BÁSICO AGRARIO
VERSIÓN PRELIMINAR
DIRECCIÓN PROVINCIAL DE EDUCACIÓN TÉCNICO PROFESIONAL
DIRECCIÓN DE EDUCACIÓN AGRARIA


Cultivo del lilium Entutorado o conducción


Cultivo del lilium
Entutorado o conducción
Siempre es necesario entutorar o conducir el cultivo con el objeto de mantener erguidas las plantas de variedades altas y para mantener en pie el cultivo durante el período de corta. Hoy se realiza este entutorado con malla hortalicera de plástico (“Hortonova”).
10. Control de malezas
Para suelos en descanso antes de iniciar labores de cultivo se debe hacer un control total de malezas, mediante el uso de herbicidas totales como Glifosato (Round up, Rango, etc.) aplicado con agua ácida, mezclado con algún herbicida controlador de malezas de hoja ancha.
Para el control de malezas antes de la emergencia del brote, se pueden usar herbicidas totales como Paraquat o Diquat o Glifosato, aplicados a toda la superficie incluidos los pasillos.
En preemergencia y para el control de malezas de hoja ancha se puede aplicar Linuron (Afalon, Lorox 50%) a 1 Kg¬/ha + Lenacilo (Venzar, Lenacilo) a 1 L/ha en 700 a 1000 L de agua/ha. La dosificación de estos herbicidas debe ser ajustada dependiendo de la calidad de suelo en cuanto a su contenido de materia orgánica determinado por análisis de suelo. Es así como algunos herbicidas deben ser aplicados a dosis mayores, cuando se usan en suelos con contenidos de materia orgánica alta.
En plena emergencia puede usarse Cloridazon (Pyramin, Cloridazon) con malezas muy pequeñas (2 cotiledones).
De postemergencia y para el control de malezas de hoja ancha puede usarse Metamitron (Goltix, Metamitron), 2 a 3 Kg/ha, con aceite mineral, repetido semanalmente a la misma dosis hasta completar un máximo de 10 Kg total, o Asulam (Asulox) a 2,5 a 3 L/ha aplicado 3-4 veces a la misma dosis hasta completar
12 L como dosis total.
El control de malezas gramíneas se hace en base a graminicidas comúnmente usados en cultivos de hoja ancha, como Asurre, Gallant, etc. Para algunas malezas gramíneas más rebeldes la aplicación de herbicidas al estado de plántula es la única forma de mantenerlas bajo control. En general, el lilium no es sensible a este tipo de herbicidas graminicidas, por lo que su uso es muy seguro. Los herbicidas deben aplicarse con aceite miscible (Citroliv) para lograr una buena actuación del herbicida, utilizando como indicador de estado cuando las malezas se encuentran 2 hojas verdaderas.
Es importante insistir en que la mejor prevención para las enfermedades de los bulbos y plantas se basan en mantener condiciones de cultivo con buena ventilación, buen drenaje del suelo, temperaturas bajas de suelo. En resumen, obtener el crecimiento más vigoroso posible de la planta y del sistema radicular.
h) Virus
Existen numerosos virus que atacan el cultivo y que vienen en el bulbo. Por ello, los cultivadores de bulbo deben realizar constantemente trabajos de saneamiento, eliminando las plantas y bulbos que presenten síntomas de virosis, destruyendo los restos con quema o enterrándolos.
A su vez los cultivadores de flores deben realizar también esta labor ya que estas plantas son foco constante de infección de las plantas sanas.
Fuente: Manuales FIA de Apoyo a la
Formación de Recursos Humanos para la Innovación Agraria


Vivero Los cercos


Vivero 
Los cercos
Sirven para proteger el vivero del ingreso de animales. Es importante contar con un buen cerco porque un solo animal puede dañar nuestra producción y el vivero en muy poco tiempo.
9. Maquinas y herramientas
Galpón, depósito de herramientas e insumos. Tractor de 40 Hp (según escala)
Motocultivador (rotobacter con accesorios). Rastra de discos, de dientes, surcador
Mochilas pulverizadoras. Desmalezadora, cortadora de pasto, bordeadora (moto guadaña). Balanza. Heladera o cámara.
Palas anchas y de punta, rastrillo, horquillas, azadas, azadines, carretillas, regaderas, pico. Tijera común, tijera de podar, corta cercos, escuadra de plantar, tutores.
Sistema de provisión, almacenamiento y distribución de agua: bomba o molino, tanque, mangueras, equipos de riego (aspersión, micro aspersión, goteo).
10. Insumos
Especies forestales, ornamentales y frutales. Speelding, sustratos, semillas, macetas (grandes y chicas), estacas. Herbicidas, abonos y fertilizantes.
Insecticidas, funguicidas, acaricidas. Lombricompuesto. Especies forestales y ornamentales. Calendario de siembra. Fertilizantes.
11. Otras instalaciones
Es muy útil contar en el vivero con un galpón o pieza para guardar herramientas, semillas y materiales y una galería o sombra para trabajar.
BLOQUE TEMÁTICO II
LOS REQUERIMIENTOS DE LAS PLANTAS. SUSTRATOS, EL AGUA, EL
SUELO, ABONOS, ENMIENDAS Y COMPOST
Los requerimientos de las plantas.
Una vez conocidos los requerimientos para desarrollar un vivero y las partes o áreas de producción, y previo a trabajar con las plantas debemos conocer los requerimientos de ellas.
Estos requerimientos son los elementos que nos permitirán producir plantas sanas
y vigorosas. Ellos son:
1. El sustrato.
2. El agua
3. Los nutrientes: abonos y fertilizantes
1. El sustrato
El sustrato que se usa para llenar los envases y almácigos tiene que cumplir varias funciones: dejar entrar y retener el agua; ser rico en nutrientes; blando para que la raíz pueda crecer y no desarmarse cuando se saque el envase.
Como es difícil encontrar la tierra “perfecta”, se prepara un sustrato mezclando distintos materiales como arena, mantillo, lombricompuesto, abono, tierra, etc. La mezcla debe pasarse por una zaranda para que sea bien fina y no contenga piedras, basura o terrones. Amasando un poco de sustrato se prueba si la mezcla es buena para retener el agua y los nutrientes. La mezcla no debe ser demasiado arenosa (se escapa el agua) o demasiado arcillosa (absorbe el agua muy despacio).
El sustrato tiene por función:
• generar condiciones óptimas para la germinación de las semillas;
• favorecer la emergencia y el desarrollo inicial de las pequeñas plantas;
• permitir que las raíces crezcan sin dificultad, favoreciendo el anclaje de las plantas al suelo.
El sustrato además, aportará fertilidad al suelo, ayudará a conservar la humedad y aireación del mismo.
Fuente: MANUAL DE VIVERO
2º AÑO CICLO BÁSICO AGRARIO
VERSIÓN PRELIMINAR
DIRECCIÓN PROVINCIAL DE EDUCACIÓN TÉCNICO PROFESIONAL
DIRECCIÓN DE EDUCACIÓN AGRARIA


Heliconia

Heliconia Heliconia L. es un género que agrupa más de 100 especies de plantas tropicales, originarias de Suramérica, Centroamérica, las ...