Orquídeas espífitas

Resultado de imagen para Orquídeas epífitas   Resultado de imagen para Orquídeas epífitas

7. Plantar. Orquídeas espífitas
Fuente: [http://www.mailxmail.com/curso-cultivo-cuidados-orquideas/plantar-orquideas-espifitas]
En primer lugar, lave y esterilice los envases o macetas que va a utilizar. Deben estar bien preparados para el drenaje, así que coloque una buena capa de material de drenaje en la base. Utilice trozos de macetas rotas y coloque los grandes sobre los agujeros de drenaje y los más pequeños encima. En las macetas pequeñas esta capa deberá medir por lo menos 1,5 cm de altura y, en las grandes (de más de 15 cm de diámetro), 2,5 cm.
1. Quite cualquier hierba, bráctea u hojas muertas antes de sacar la planta en su maceta. Extraiga la Orquídea de su recipiente, quitando suavemente el compost viejo hasta que se vea gran parte de las raíces; sumerja la base en agua. Sáquela y déjela escurrir durante media hora y luego quite cuidadosamente el compost que haya quedado pegado a las raíces. Hágalo con sumo cuidado ya que muchas Orquídeas tienen raíces muy débiles, que se quiebran con facilidad. Corte los trozos de raíz que vea en mal estado; es normal encontrar una o dos raíces muertas.
Además, puede cortar un poco las raíces para que el trasplante sea más sencillo.
2. Coloque una capa de compost sobre el material de drenaje y apoye la planta de manera que la base de la planta quede a la altura del borde de la maceta.
Cuidadosamente, trate de colocar un poco de compost entre las raíces, antes de plantarla.
3. A continuación, añada compost alrededor de la planta y sobre la masa de raíces, reafirmándolo bien con los dedos entre éstas. Golpee suavemente la maceta un par de veces para asegurarse de que quede uniforme y reafírmelo ligeramente. Coloque la planta de manera tal que la parte más antigua (el primer bulbo posterior) esté cerca del borde de la maceta, con las partes más nuevas -los pseudobulbos jóvenes- en el centro de la maceta. Esto permite que haya espacio para crecer.
4. Los pseudobulbos deberán quedar a la altura de la superficie del compost, con la mitad superior del rizoma expuesta y la mitad inferior enterrada. No olvide dejar espacio en la parte superior (de 13 a 19 mm) para el riego.
5. Si el recipiente -especial para este tipo de planta-, es de arcilla o plástico, coloque en el fondo trozos de macetas rotas (explicado anteriormente); luego envuelva con fibra de coco como base escogida para soporte; ponga una capa delgada de musgo esfagnáceo como base húmeda para la planta, presionándolo suavemente. Distribuya las raíces para sembrar o fijar luego la planta con restos de corteza de árbol o amarrada (con tiras de medias de nylon pasadas por el rizoma y sin dañar las yemas) a un trozo de tallo de árbol que cubra el radio del matero ya acondicionado, de manera que quede firme y no se mueva.


Fuente: Cultivo y cuidados. Orquídeas
Autor: América Couput Coronel

Capítulo IV. Producción de Proteas y otras . plantas de follaje

Resultado de imagen para Producción de Proteas y otras . plantas de follaje   Resultado de imagen para Producción de Proteas y otras . plantas de follaje

Capítulo IV. Producción de Proteas y otras
. plantas de follaje
A. Proteas
Nombre científico: Proteas, leucadendron y leucospermun.
Nombre común: El mismo.
Familia: Proteacea
Origen: Sudáfrica y Australia.
1. Antecedentes generales
El término “Protea” es usado para designar las plantas que pertenecen a la familia Proteaceae. Cabe destacar que, desde el punto de vista comercial, existen doce géneros importantes: Protea, Leucadendron, Leucospermum, Serruria, Aulax, Telopea, Grevillea, Hakea, Isopogon, Dryandra, Banksia y Mimetes, nativos de Sudáfrica y Australia.
Las Proteas son un producto exótico y novedoso recientemente introducido y bien aceptado por el mercado nacional, razones que han motivado un creciente interés por su cultivo. Dado que aún su oferta es baja se consiguen buenas rentabilidades. En las dos últimas temporadas se han realizado exportaciones por vía marítima a EE. UU. y la UE.
La literatura señala las siguientes características distintivas de las proteas:
• Tienden a ser esclerófilas, tienen hojas duras y coriáceas. Por esto pueden tolerar déficits hídricos. Además, son resistentes a los daños por acción del viento.
• Las yemas foliares no están protegidas por hojas, de modo que son susceptibles al daño por frío.
• Las plantas de la mayoría de los géneros producen raíces proteoides, las que les ayudan a absorber
nutrientes cuando los niveles en el suelo son bajos.
Estas raíces generalmente están presentes en las plantas pioneras las que pueden establecerse en
sitios pobres en nutrientes.
• Ciertos géneros producen un lignotúber, hinchazón en la base del tronco, del cual pueden surgir
nuevos vástagos cuando el sistema de ramificación principal se daña o destruye.
• Poseen variabilidad dentro de una misma especie.
Se han desarrollado formas locales que las hacen diferir en su hábito de crecimiento; tiempo de
floración o color de la flor.
Desde un punto de vista floral, a menudo el atractivo está en las brácteas, principalmente en Leucadendrons y Telopeas; en otros géneros como Leucospermum,
es el estilo y estigma lo atractivo, siendo las brácteas pequeñas; en Proteas y Grevilleas, tanto las
brácteas como las partes florales son atractivas.
2. Descripción de la planta
Planta perenne rizomatosa, leñosa, de duración aproximada de 15 años. Tallos rectos de 80 a 120 cm de alto, hojas de variadas formas algo coriaceas (duras). Esta especie es importante por las hojas y en el género Leucospermun y Protea por las flores.
Las plantas se propagan por estacas, en primavera o en otoño, apoyadas con dosis de entre 6000 y 8000 ppm de IBA.
Antecedentes del género Leucadendron
Los Leucadendron parecen ser las especies de proteas más prometedoras para la exportación. Producen temprano y el material cortado se almacena y transporta bien con una longevidad adecuada. Es posible un almacenaje satisfactorio hasta por tres semanas a 3-4º C.
En los Leucadendron, lo que cambia de color son las brácteas cuando la cabeza floral madura. Botánicamente esos grupos de brácteas se llaman involucro.
Se define a una bráctea como cualquier órgano foliáceo situado en la proximidad de las flores y distinto (por su forma, tamaño, consistencia, color, etc.) de las hojas normales de la planta o de los sépalos o pétalos.
Las plantas de este género son dioicas (machos o hembras). Generalmente, las formas macho tienen
brácteas de mayor colorido pero, al florecer, tienen menor tiempo de duración ya que las anteras ennegrecen después de que se ha desprendido el polen.
Leucadendron Safari Sunset
Es un híbrido comercial cuyos parentales son Leucadendron salignum (forma roja femenina) y Leucadendron laureolum (forma masculina).
La planta masculina de Leucadendron laureolum produce grandes cabezas individuales de color amarillo pálido en primavera. Puede crecer hasta dos metros o más y se usa en jardines. La planta femenina de Leucadendron salignum es un arbusto de menor crecimiento que Leucadendron laureolum; produce cabezas florales terminales; cada vástago emite ramas hacia el ápice, formando una pulverización de cabezas florales. El color de las brácteas varía desde el oro al rojo oscuro.
Leucadendron Safari Sunset es una planta femenina, desarrollada específicamente como vara de corte, es vigorosa, de rápido crecimiento y presenta un hábito espeso y erecto; posee tallos largos que exceden los 60 cm; sus flores conservan la calidad por más de 60 días en el florero sin presentar síntomas de marchites.

Fuente: Manuales FIA de Apoyo a la
Formación de Recursos Humanos
para la Innovación Agraria
Manuales FIA de Apoyo a la Formación de
Recursos Humanos para la Innovación Agraria
Para pequeños(AS ) productores(AS ) de la agricultura familiar campesina
GOBIERNO DE CHILE 

MANUAL DE INSECTICIDAS- TOMILLO ROJO (Thymus zygis)

MANUAL DE INSECTICIDAS
TOMILLO ROJO (Thymus zygis)
1. Composición y características químicas
La esencia de tomillo rojo (Thymus Zigis) es muy variable en cuanto su composición, dependiendo
su calidad de factores ambientales. climáticos y genéticos. Su principal principio activo es el Timol.
El Timol Natural se considera un elemento muy importante en muchos preparados antisépticos.
antifúngicos y antimicrobiales. Similares características presenta el Carvacrol, isómero del timol que se encuentra también en el tomillo rojo
Las feromonas naturales que contiene tienen la virtualidad de atraer insectos polinizadores, como las abejas, abejorros y mariquitas, siendo inocuo el preparado para otros insectos.
2. Modo de acción
Tiene acción preventiva y curativa en cultivos afectados especialmente por hongos y bacterias. En
post-cosecha. prolonga la vida útil de frutos y vegetales reduciendo la carga fungicida y bactericida a niveles mínimos para obtener productos de calidad. La actividad iónica del extracto le permite penetrar la pared celular de los microorganismos y destruirlos sin afectar a la planta en general y/o frutos.
Cultivos: flores. ornamentales. frutales. vid y hortalizas.
3. Aplicación y dosis
Partiendo de un macerado con extracto de tomillo rojo que de un 3,5% de Timol, soluciones al 0.5
litros por cada 100 de agua se consideran efectivas para una gran mayoría de hongos. La efectividad como antiséptico general es muy grande y en todo caso no requiere aplicarse soluciones de más de unos pocos por ciento para alcanzar resultados notables.
Puede aplicarse mediante cualquier tipo de aspersión manual o automática, tanto aérea o a nivel de tierra, como también en riego por goteo. Se utiliza la dosis preventiva de 250cc por 100 litros y
en invasiones a razón de 400 cc. por 100 litros de agua.
4. Recomendaciones medioambientales y fitotoxicidad
No ocasiona problemas medioambientales, no tóxico para peces, abejas y aves.
A las diluciones adecuadas este producto no produce fitotoxicidad, más aún si se aplica a las horas recomendadas.

Fuente: ECOTIENDA
Agricultura y jardinería ecológica / www.ecotenda.net
MANUAL DE INSECTICIDAS, FUNGICIDAS y
FITOFORTIFICANTES ECOLÓGICOS

Cultivo de orquideas Plantas. Condiciones de cultivo

Resultado de imagen de cultivo de orquideas   Resultado de imagen de cultivo de orquideas

Cultivo de orquideas
Plantas. Condiciones de cultivo
CONDICIONES DE CULTIVO
Existe una gran diversidad de condiciones y medios usados en el cultivo in vitro de orquídeas. El estado del medio de cultivo (líquido o sólido) depende de la especie con la que se esté trabajando y debe ser determinado empíricamente. Generalmente la proliferación es mayor y más rápida en medio líquido y la diferenciación se ve favorecida en substratos o soportes sólidos.
Aún cuando es recomendable la agitación del medio líquido, se han obtenido éxitos con cultivos estacionarios (Kako, 1973; citado por Arditti, 1993) y con otros medios líquido agitados solo ocasionalmente (Arditti, 1993). Las tasas de agitación rotatoria recomendadas varían desde 0.25 rpm. (Jasper, 1966) hasta 200 rpm. (Scully, 1966).
Las condiciones apropiadas deben ser determinadas experimentalmente y la agitación del medio de cultivo favorece la proliferación de protocormos debido a la eliminación de la polaridad, retardo o prevención del desarrollo de raíces y brotes (Scully, 1967; Wimber, 1963, 1965), mejor aireación y dilución rápida de metabolitos tóxicos (Arditti, 1993).
Las intensidades de luz usadas tanto para cultivo de semillas como para cultivo de meristemas o yemas van desde la oscuridad hasta los 300 Lux, generalmente obtenidos con fluorescentes y algunas veces complementados con lámparas incandescentes. Los fotoperiodos más adecuados para la germinación de semillas y cultivo de tejido de plántulas son también adecuados para el cultivo de meristemas (Arditti, 1993).
Tanto para el cultivo de meristemas como para el cultivo de semillas el rango de pH más adecuado para el cultivo in vitro de orquídeas es de 4.8 a 5.5. Cuando el pH del medio de cultivo es muy ácido antes del autoclavado, puede ocurrir la hidrólisis de algunos componentes del medio, lo que puede resultar en la formación de soluciones semisólidas y la producción de algunos compuestos tóxicos para el explante (Arditti, 1993).
Las temperaturas apropiadas para el cultivo varían desde 24 a 26°C. Aunque temperaturas superiores también pueden ser toleradas por los cultivos. Algunas especies pueden tener una menor tolerancia o requerimientos específicos.
SUSTANCIAS ORGANICAS USADAS EN LA GERMINACION ASIMBIOTICA DE SEMILLAS
DE ORQUIDEAS
Un gran número de aditivos se usan para favorecer la germinación asimbiótica de semillas de orquídeas y el subsecuente desarrollo y diferenciación de los protocormos (Arditti, 1967). Los más frecuentemente usados son el endospermo líquido de coco, el jugo de tomate y el fruto del plátano. Steward and Simmonds (1954) reportaron que las capas formativas del fruto del plátano poseen sustancias que estimulan la división de las células de zanahoria; con solo esta evidencia disponible, Khalifah llegó a la conclusión de que estas sustancias responsables de la división celular eran las citokininas. Van y Stewart (1975) encontraron que el fruto del plátano contiene pequeñas cantidades de compuestos inductores de la división celular [zeatina, zeatin-ribosido y 6-(2-isopentilamino) purina] pero que comparados con el endospermo líquido del coco, su actividad era extremadamente
baja: 20 ml. de este aditivo daban una respuesta similar a 500 g de plátano. Sin embargo, existe evidencia de que el efecto del plátano sobre el desarrollo de las orquídeas puede deberse a la presencia de otros compuestos distintos a las citokininas, pues se ha reportado la presencia de compuestos afines a giberelinas y auxinas en el mismo (Khalifah, 1966). Valmayor (1972) reportó que el endospermo líquido del coco solamente permite una pobre diferenciación en protocormos de
Dendrobium, Vanda Jones ex R. Br. y Cattleya, mientras que su combinación con extractos de plátano resulta en un buen desarrollo de raíces y tallos.

Fuente: Cultivo y cuidados. Orquídeas
Autor: América Couput Coronel
Plantas. Condiciones de cultivo
[http://www.mailxmail.com/curso-cultivo-cuidados-orquideas/plantas-condiciones-cultivo]

MANUAL DE VIVERO - Siembra directa

Resultado de imagen para VIVERO Siembra directa   Resultado de imagen para VIVERO Siembra directa


MANUAL DE VIVERO
2. Siembra directa
Vimos anteriormente la siembra en almácigos, dijimos que era la adecuada para especies que toleran el trasplante posterior, pero para aquellas especies que no toleran el trasplante como por ejemplo, el nogal criollo, algunos pinos por ejemplo, se prefiere el sistema de siembra directa.
La siembra directa consiste en sembrar las semillas directamente en un envase.
En los últimos años esta técnica ha tenido amplia difusión, para todas las especies porque implica menor trabajo (no hay que trasplantar) y gran éxito de plantas logradas una vez que se las planta en el lugar definitivo. Sin embargo, tenga en cuenta los siguientes factores antes de decidir el uso de esta práctica.
• Si las semillas son de tamaño muy pequeño, es difícil manipularlas y por lo tanto caerán varias semillas por envase. Desperdiciará semillas y material genético;
• Debe contar con semillas de muy buen poder germinativo, para evitar que se produzcan muchas fallas en los respectivos envases;
• Se requiere de un buen control de pájaros y roedores.
Si usted y sus alumnos consideran que están en condiciones de “controlar” estos factores, no duden en realizar este tipo de siembra. Se siembran 1, 2 o 3 semillas por recipiente. Los envases que se utilizan son: bolsines de polietileno, envases de bebidas no retornables, macetas de barro crudo o cocido, latas.
Algunos ejemplos de especies que se reproducen de este modo son algarrobos, espinillo, robles, aguaribay, churqui, pinos, pino Paraná, pehuén, guindo, mutuy, nogal criollo.
Pasos a seguir para la siembra directa
1. Elegir el tamaño del envase teniendo en cuenta que las especies más robustas necesitan envases de mayor tamaño. Los bolsines de polietileno especialmente diseñados para esta tarea vienen en diferentes tamaños (10 cm de diámetro y 15- 18 cm de altura; 15 de diámetro y 18 cm de altura; entre otros).
2. Preparar los recipientes. Controlar que tengan en la base agujeros para el drenaje del exceso de agua.
3. Preparar el sustrato con el que se rellenarán los envases. Se utiliza tierra negra con arena para mejorar el drenaje. Si en el lugar no cuenta con tierra negra puede agregarse compost, mantillo, estiércol descompuesto. Zarandear esta mezcla para que no tenga terrones, ni raíces o trozos de plantas que dificulten la emergencia de las plántulas. Como en el caso del almacigo es necesario desinfectar el sustrato.
No olvide que si se van a sembrar semillas de pino hay que preparar el sustrato con tierra negra o extraída de un pinar o del banco de micorrizas y arena. Con esto se inoculan los hongos que viven asociados a las raíces de los pinos.
4. Rellenar el envase con el sustrato hasta 2 cm del borde. Completar los dos centímetros superiores con compost o mantillo de bosque. (También en el caso de los pinos hay que agregar micorrizas).
5. Regar 1 o 2 veces antes de sembrar para asentar el sustrato. Si el nivel del suelo disminuyó mucho, hay que rellenar.
6. Colocar 1, 2 o 3 semillas por envase, según el poder germinativo de la especie a cultivar. En este tipo de siembra, al igual que en los almácigos, es necesario realizar los tratamientos pre-germinativos a las semillas que lo requieren. Es importante colocarlas lo más separadas posibles entre sí y distribuidas en el centro del envase. Esto facilitará la realización del raleo.
7. Cubrir con una fina capa de mantillo o compost las semillas. Recordar que la profundidad será de aproximadamente 1,5 a 2 veces el valor del diámetro mayor de la semilla.
8. Regar suavemente cuidando de no desenterrar las semillas.
9. Cubrir la superficie con material vegetal seco. Controlar diariamente la emergencia de las plantas. Una vez que emergen retirar la cobertura. También se puede proteger con polietileno transparente. Colocar bajo la protección de la media sombra.
Cuidados posteriores
Veamos ahora un poco más respecto a los cuidados de las plantitas, para ello le sugerimos que:
• Lea atentamente las páginas referidas a cuidados que requiere el almacigo y aplique los mismos principios para cuidar las semillas y plantitas cultivadas directamente en envases. Los tratamientos descriptos en ese apartado se aplican desde la siembra hasta que las plantas desarrollan el primer par de hojas verdaderas.
• En el apartado Área de trasplante, también desarrollamos un punto referido a cuidados de las plantas (cuidados posteriores al trasplante). Las técnicas allí descriptas, serán las que usted tiene que aplicar a las plantas cultivadas en envases desde el momento que desarrollan el primer par de hojas verdaderas, hasta que adquieren unos 30-40 cm, momento en el que serán plantadas en el lugar definitivo.


Fuente: MANUAL DE VIVERO
2º AÑO CICLO BÁSICO AGRARIO
VERSIÓN PRELIMINAR
DIRECCIÓN PROVINCIAL DE EDUCACIÓN TÉCNICO PROFESIONAL
DIRECCIÓN DE EDUCACIÓN AGRARIA