CRISANTEMO USO DE REGULADORES DE CRECIMIENTO



CRISANTEMO
1. GENERALIDADES, TAXONOMÍA Y MORFOLOGÍA

USO DE REGULADORES DE CRECIMIENTO Para el aumento de la longitud del tallo pueden emplearse giberelinas, en forma de giberelato potásico, a concentraciones de 1,5 a 6 ppm, de 1 a 3 días después de la plantación, repitiendo la aplicación unas tres semanas después. Si lo que se desea es alargar el pedúnculo de los pompones, puede pulverizarse la parte superior de la planta con ácido giberélico, hasta el punto de saturación, 4 semanas después del inicio de los días cortos. Si se sobrepasan las 4 semanas, pueden producirse inflorescencias débiles, siendo el tratamiento más efectivo durante períodos de alta energía radiante. Con objeto de acortar el pedúnculo en los crisantemos "estándar" puede aplicarse ácido succínico-2, 2-dimetilhidracida, justo después del desbotonado, a 2.500 ppm en pulverización hasta el punto de saturación. Así se reduce la división y alargamiento de las células en la zona situada justo debajo de la inflorescencia, donde el alargamiento se produce rápidamente cuando las florecillas se están desarrollando activamente. Para el inicio de la raíz la hormona más utilizada es el ácido indolbutílico (AIB) mezclado con talco (1-2 mg de AIB/g de talco), al 0,1-0,2 %. La iniciación floral puede inhibirse con la aplicación de etileno (3-4 ppm).
6. RECOLECCIÓN Y CUIDADOS POSTERIORES
La recolección de las flores se efectúa cuando los "pétalos" exteriores se han expandido totalmente y aún se están extendiendo los interiores. Los "spray" se seleccionan cuando tres o más de las "flores" superiores están en este estadio. Los tallos se quiebran cerca de la base de la planta o se cortan con tijeras de podar. Se van haciendo ramos con los tallos cortados y luego se colocan en un cubo de agua o se llevan directamente al área de empaquetado. En este área se coloca la base de los tallos en agua hirviendo durante 30 segundos, llevándolos posteriormente a cubos con agua que contenga algún desinfectante, como puede ser la lejía.
Las flores pueden almacenarse en frío durante dos semanas a 2-3 ºC, con los tallos en agua, pero las flores deben estar secas y haber sido sometidas a un tratamiento fungicida de prerrecolección.
En tiempo cálido, las flores deben enfriarse antes del empaquetado, ya que debido a la respiración pueden calentarse durante el transporte. También es recomendable enfriar las cajas vacías antes del empaquetado para que estén a la misma temperatura que las flores.
El empaquetado de las flores puede realizarse con mangas de plástico, colocando normalmente cinco tallos por manga, de forma que los ramos sean siempre del mismo color. En el método tradicional, se toman flores individuales y se colocan en capas de forma alterna a cada extremo de la caja., colocando una pieza de papel bajo el pedicelo en la capa del fondo a ambos lados para soportar el tallo y evitar que la flor sea aplastada o partida.
PLAGAS, ENFERMEDADES Y FISIOPATÍAS
Los crisantemos son plantas que se ven afectadas por numerosas plagas y enfermedades, debiendo mantener un especial énfasis en la sanidad, ya que es importante tanto la calidad de las flores como de las hojas.
7.1. PLAGAS
7.1.1. Insectos Entre los insectos succionadores se incluyen numerosas especies de pulgones, trips, chinches, moscas blancas, etc., que producen daños directos por succión de la savia y deformación de hojas y flores. Los pulgones además producen daños indirectos como vectores de virosis y deben realizarse tratamientos con productos sistémicos u organofosforados de contacto cuando se observen las primeras colonias. Los insectos masticadores engloban al gusano soldador de la remolacha, gusano medidor de la col, mosquito agallador, gusano pelotero, minadores de hoja, escarabajos, etc.
Fuente: CRISANTEMO
1. GENERALIDADES, TAXONOMÍA Y MORFOLOGÍA
Publicar un comentario en la entrada