Licores con flores



Licores con flores
Probablemente alguna vez hayas degustado algún licor de sabor exquisitamente
dulce, uno de esos elixires de fuerza gustativa asombrosa que dejan en la garganta
un rastro especial difícil de olvidar. Las bebidas alcohólicas que en su elaboración
contemplan las flores como ingrediente principal resultan muy apreciadas por el
característico gusto que imprimen en el paladar.
Los estudiosos del nacimiento de los primeros alcoholes señalan con el dedo a las
prácticas kémicas egipcias. La transmutación y el misterio de aquellos que protegían
y daban forma a la piedra angular del conocimiento rodeaban antaño a los albores
de lo que hoy se ha desmitificado de modo cercano al absoluto y se produce
industrialmente: el licor.
La destilación, un método altamente desarrollado en el presente, otrora resultaba de
lo más enigmático y estaba reservado a eruditos y sabios que fueron tachados de
brujos o magos. La popularización temprana del alambique exportó las virtudes de
aquellos líquidos que encendían el alma y clarificaban la mente a las diferentes
culturas que se iban asentando por Europa.
Un matrimonio bien avenido.- Una de las alusiones más vetustas acerca de la
aplicación de la flora al mundo de los étilos proviene de la cultura árabe, si bien en
la ciudad que renació de la mano de Abderramán I, Córdoba, la destilación del agua
de rosas se encaminaba a la obtención de perfumes y no de bebidas.
La época oscura por excelencia, la Edad Media, tampoco quiso frenar los avances en
cuanto a las técnicas para obtener licores, pero estos experimentos se llevaban a
cabo a puerta cerrada en los monasterios donde religiosos tomaban el papel de
químicos-sanadores fabricando esencias de efecto milagroso para la cura de las
dolencias comunes. Estos remedios de orden empírico no destacaban precisamente
por poseer un sabor agradable, así pues, flores, hierbas aromáticas y frutas
comienzan a adquirir el protagonismo merecido.
El renovado aire renacentista sopló el polvo de los libros enterrados en los claustros
eclesiásticos y transmitió al arte una nueva significación. Italia sería gran
admiradora de los licores más audaces tales como el rosolí, fruto de la maceración
de la miel y los pétalos de rosa. Por otra parte, los siglos XVII y XVIII serían testigos
del animoso apego del país galo a reputados néctares.
Fuente: Curiosidades de las flores
Autor: Tusplantas.com
[http://www.mailxmail.com/curso-curiosidades-flores/licores-flores]
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

INSECTOS MASTICADORES

EL CULTIVO Y MANEJO DE LA ALSTROEMERIA Plagas y enfermedades

MANUAL DE VIVERO ¿Cómo está compuesto el sustrato?