La fucsia También es conocida como Pendientes de la Reina,



La fucsia

También es conocida como Pendientes de la Reina, debido a que su flor tiene forma
colgante. Se trata de una especie fácilmente cultivable y perfecta, prácticamente,
para casi todas las zonas climáticas. Es muy fácil conseguir su floración en verano y
con algunos cuidados básicos se logrará que el mismo ejemplar florezca año tras
año.
Para conseguir un buen éxito en su cultivo es preferible adquirir ejemplares
pequeños en primavera e ir adaptándolos, poco a poco, a la estancia de ubicación,
proporcionándoles mucha luz y humedad.
Son ejemplares que en el exterior se adaptan prácticamente a cualquier zona
climática, aunque es preferible saber dónde y cómo tratarlos o situarlos en cada
caso.
A continuación veremos qué cuidados deben tener este tipo de plantas dependiendo
de donde estén.
Zona continental: es recomendable cultivarla en macetas o jardineras y mantenerla
en el exterior desde el comienzo de la primavera hasta principios de la estación
otoñal.
Al empezar el frío se debe podar y trasladarla al interior. El sitio en el que se ubique
debe estar muy bien iluminado, a ser posible una terraza acristalada y bien
protegida del viento sería lo ideal. Si esto no es posible, se puede situar en
cualquier habitación sin calefacción.
Zona atlántica: este tipo de flor permite ser cultivada en jardines, siempre que la
base esté protegida por un buen acolchado. A comienzos de la primavera es
necesario podar los tallos y eliminar ramas finas o secas. Florecerá bastante pronto
si realizas estas operaciones antes de que llegue el calor.
Si prefieres tener el ejemplar en maceta, dentro de casa, lo mejor será situarlo
cercano a una ventana orientada al sur o al este, sin que reciba los rayos del sol
directos. Es recomendable pulverizar las hojas a diario, con cuidado de no mojar sus
flores.
Zona mediterránea: en esta zona climática es posible mantener todo el año los
ejemplares en el exterior, aunque durante el invierno hay que tener cuidado y
protegerlos del viento.
Es necesario podarlos a principios de primavera. Si no hay riesgo de heladas,
incluso, esta operación se puede llevar a cabo un poco antes. Con esto conseguirás
adelantar su floración y tener flores nada más comenzar la estación primaveral.
Fuente: mailxmail.com/curso-curiosidades-flores/fucsia]
Curiosidades de las flores
Autor: Tusplantas.com
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

INSECTOS MASTICADORES

EL CULTIVO Y MANEJO DE LA ALSTROEMERIA Plagas y enfermedades

MANUAL DE VIVERO ¿Cómo está compuesto el sustrato?