Cutivo del Lilium - Desinfección de los bululbos

Resultado de imagen para Cultivo del Lilium   Resultado de imagen para Cultivo del Lilium


Cutivo del Lilium
Desinfección de los bululbos
Normalmente la desinfección de los bulbos antes de embalar se realiza con el objeto de prevenir enfermedades en el período de almacenaje, o para controlar plagas de enfermedades detectadas en el momento de la inspección después del lavado. Entre las plagas es importante detectar la presencia de ácaros en el plato basal y entre las escamas, como también enfermedades como Fusarium, Pythium, Erwinia, y otras.
Para hacer una desinfección preventiva se puede usar:
• Benomilo 500 g I.A*/Kg en dosis de 400 gramos/100 L de agua+  Captan 800 g I.A*/Kg en dosis de 750 gramos/100 L de agua
Para atacar ácaros se puede agregar a la mezcla anterior
• Actellic en dosis de 500 cc /100 L de agua
Si se sospecha o detecta presencia inicial de Fusarium, se puede agregar a la mezcla de fungicidas anterior:
• Prokloraz 450 g I.A*./L en dosis de 300 cc/ 100
litros de agua.
Cada vez que se use algún fungicida que contenga Prokloraz (Mirage, Sportak, Sportak alfa), los bulbos deben estar sin presencia de brotes ya que este producto
los afecta.
Los bulbos se sumergen durante 10 a 15 minutos en la solución desinfectante con el objeto que el líquido penetre lo más posible entre las escamas y en el plato basal.
Como procedimiento normal después de desinfectar conviene dejar escurrir la mezcla química sobre el envase de desinfección, con el objeto de devolver producto al baño y para no embalar bulbos demasiado mojados.
Es importante llamar la atención en el cuidado que se debe tener cada vez que se trabaja con productos químicos ya que en mayor o menor grado son tóxicos para el hombre. Se debe trabajar con ropa apropiada, lavable (normalmente traje de agua), guantes, y mascarilla con los filtros adecuados para pesticidas
En los últimos años se han probado y aislado hongos que son enemigos naturales de aquellos que
producen enfermedades como Fusarium, Pythium, Phitophtora, Rizoctonia, y otras, como también se
ha trabajado con enemigos naturales de Erwinia, Pseudomona, y otras bacterias. Los resultados han
demostrado buena eficiencia de estos enemigos lo que abre la posibilidad de alejarse de productos
químicos y lograr efectos tan buenos o mejores que ellos. Lo que más se comercializa en Chile actualmente es el hongo Trichoderma, producido por diversas empresas nacionales. Este tipo de productos se utiliza en la desinfección de los bulbos en reemplazo de los fungicidas.
Embalaje
Una vez calibrados los bulbos y separados como se ha programado debe realizarse el trabajo de embalaje.
Los bulbos se almacenan en cajas plásticas perforadas con el objeto de permitir al apilamiento una
sobre otra manteniendo la estabilidad de las filas.
Además, en este tipo de embalaje debe especificarse claramente, mediante un letrero pegado, la variedad, calibre, cantidad de bulbos y Nº de la caja con el objeto de mantener un inventario organizado.
Como material de embalaje se usa la caja mencionada, bolsas plásticas de 30 micrones, perforada y de 90 x 90 cm, turba o aserrín compostado o muy antiguo. Los bulbos se cuentan de 500 por caja en
calibres 10/12, 400 para calibre 12/14, 300 para calibre 14/16. Normalmente el material vegetal o los
calibres menores de 10 se pesan y se determina la cantidad de bulbillos que se encuentran en un kilo. El proceso se inicia colocando la bolsa abierta en el fondo de la caja, turba o aserrín en una capa de no más de 2 cm, se colocan los bulbos desinfectados y contados y se termina el embalaje, tapando los bulbos con una delgada capa de turba o aserrín para mantener la humedad. Se debe dejar un espacio de por lo menos 5 cm entre los bulbos y el borde de la caja ya que este espacio permite la circulación de aire entre las cajas de la pila, aspecto muy importante toda vez
* Cada vez que se menciona un I.A. (ingrediente activo), se refiere a cualquier producto que contenga ese ingrediente en esa concentración.
Así por ejemplo: Benomilo 500 g I.A./Kg, se refiere a cualquier químico que contenga Benomilo en concentración de 500 g/Kg como Benlate, Benotrac, Polyben y otros.que los bulbos mantienen cierto grado de respiración durante el período de tratamiento de frío. Es importante recalcar que la turba se mantiene húmeda, no mojada, porque de ello depende la sanidad de los bulbos embalados. Un exceso de humedad normalmente termina en ataque de Erwinia y la turba muy seca, en ataque de Penicillium. En términos exactos el medio de embalaje debe mantener idealmente una humedad del 60%.
Tratamiento de frío y conservación
La caja terminada se apila una sobre otra sin cerrar el plástico completamente con el objeto de permitir el intercambio de aire con el ambiente y se almacena inventariada en la cámara de frío a 2 ºC. El tratamiento de frío dura para las variedades asiáticos aproximadamente 6 semanas y luego si se desea pueden congelarse a –2 ºC. En el momento de pasar a congelado las cajas se cierran completamente como embalaje final. Los bulbos asiáticos pueden durar hasta un año en condiciones de congelamiento lo que permite programar la plantación durante todo ese período. Es importante insistir en la necesidad de un control muy exacto de la temperatura de la cámara de frío, ya que si la temperatura no es estable se puede producir daño al bulbo por congelamiento cuando la temperatura
baja demasiado o, a la inversa, se produce brotación cuando la temperatura sube. El bulbo que ha sufrido alza de temperatura de congelamiento y brota, debe ser plantado en un plazo relativamente
corto ya que no se puede volver a congelar.


Fuente: Manuales FIA de Apoyo a la Formación de
Recursos Humanos para la Innovación Agraria
Para pequeños(AS ) productores(AS ) de la agricultura familiar campesina
Autores:
• Gabriela Verdugo R., Ingeniera Agrónoma. MSc. Universidad Católica de
Valparaíso (Capítulos I, II, III -Cultivo de Liatris spicata, Gladiolo y Fresias-,
IV, V –Cultivo de Lisianthus- y VII -Registros y cálculo de rentabilidad)
• Alejandro Montesinos Vásquez,
Ingeniero Agrónomo. Asesor privado (Capítulo III)
• Francia Zárate, Ingeniera Agrónoma, Ball Chile (Capítulo V)
• Yanina Erices, Ingeniera agrónoma (Capítulo VI - Buenas prácticas agrícolas
en floricultura y uso seguro de equipos de pulverización)
• Álvaro González C., Ingeniero Agrónomo (Capítulo VI -Uso y calibración de
equipos de desinfección)
• Patricio Barbosa E., Ingeniero Agrónomo (Capítulo VII - Mercado de la
floricultura 2006)
• María Alejandra Biggi T. Ingeniera Agrónoma (Capítulo VII - Formación de
equipo y Registros y cálculo de rentabilidad)