MANUAL DE VIVERO - Siembra directa

Resultado de imagen para VIVERO Siembra directa   Resultado de imagen para VIVERO Siembra directa


MANUAL DE VIVERO
2. Siembra directa
Vimos anteriormente la siembra en almácigos, dijimos que era la adecuada para especies que toleran el trasplante posterior, pero para aquellas especies que no toleran el trasplante como por ejemplo, el nogal criollo, algunos pinos por ejemplo, se prefiere el sistema de siembra directa.
La siembra directa consiste en sembrar las semillas directamente en un envase.
En los últimos años esta técnica ha tenido amplia difusión, para todas las especies porque implica menor trabajo (no hay que trasplantar) y gran éxito de plantas logradas una vez que se las planta en el lugar definitivo. Sin embargo, tenga en cuenta los siguientes factores antes de decidir el uso de esta práctica.
• Si las semillas son de tamaño muy pequeño, es difícil manipularlas y por lo tanto caerán varias semillas por envase. Desperdiciará semillas y material genético;
• Debe contar con semillas de muy buen poder germinativo, para evitar que se produzcan muchas fallas en los respectivos envases;
• Se requiere de un buen control de pájaros y roedores.
Si usted y sus alumnos consideran que están en condiciones de “controlar” estos factores, no duden en realizar este tipo de siembra. Se siembran 1, 2 o 3 semillas por recipiente. Los envases que se utilizan son: bolsines de polietileno, envases de bebidas no retornables, macetas de barro crudo o cocido, latas.
Algunos ejemplos de especies que se reproducen de este modo son algarrobos, espinillo, robles, aguaribay, churqui, pinos, pino Paraná, pehuén, guindo, mutuy, nogal criollo.
Pasos a seguir para la siembra directa
1. Elegir el tamaño del envase teniendo en cuenta que las especies más robustas necesitan envases de mayor tamaño. Los bolsines de polietileno especialmente diseñados para esta tarea vienen en diferentes tamaños (10 cm de diámetro y 15- 18 cm de altura; 15 de diámetro y 18 cm de altura; entre otros).
2. Preparar los recipientes. Controlar que tengan en la base agujeros para el drenaje del exceso de agua.
3. Preparar el sustrato con el que se rellenarán los envases. Se utiliza tierra negra con arena para mejorar el drenaje. Si en el lugar no cuenta con tierra negra puede agregarse compost, mantillo, estiércol descompuesto. Zarandear esta mezcla para que no tenga terrones, ni raíces o trozos de plantas que dificulten la emergencia de las plántulas. Como en el caso del almacigo es necesario desinfectar el sustrato.
No olvide que si se van a sembrar semillas de pino hay que preparar el sustrato con tierra negra o extraída de un pinar o del banco de micorrizas y arena. Con esto se inoculan los hongos que viven asociados a las raíces de los pinos.
4. Rellenar el envase con el sustrato hasta 2 cm del borde. Completar los dos centímetros superiores con compost o mantillo de bosque. (También en el caso de los pinos hay que agregar micorrizas).
5. Regar 1 o 2 veces antes de sembrar para asentar el sustrato. Si el nivel del suelo disminuyó mucho, hay que rellenar.
6. Colocar 1, 2 o 3 semillas por envase, según el poder germinativo de la especie a cultivar. En este tipo de siembra, al igual que en los almácigos, es necesario realizar los tratamientos pre-germinativos a las semillas que lo requieren. Es importante colocarlas lo más separadas posibles entre sí y distribuidas en el centro del envase. Esto facilitará la realización del raleo.
7. Cubrir con una fina capa de mantillo o compost las semillas. Recordar que la profundidad será de aproximadamente 1,5 a 2 veces el valor del diámetro mayor de la semilla.
8. Regar suavemente cuidando de no desenterrar las semillas.
9. Cubrir la superficie con material vegetal seco. Controlar diariamente la emergencia de las plantas. Una vez que emergen retirar la cobertura. También se puede proteger con polietileno transparente. Colocar bajo la protección de la media sombra.
Cuidados posteriores
Veamos ahora un poco más respecto a los cuidados de las plantitas, para ello le sugerimos que:
• Lea atentamente las páginas referidas a cuidados que requiere el almacigo y aplique los mismos principios para cuidar las semillas y plantitas cultivadas directamente en envases. Los tratamientos descriptos en ese apartado se aplican desde la siembra hasta que las plantas desarrollan el primer par de hojas verdaderas.
• En el apartado Área de trasplante, también desarrollamos un punto referido a cuidados de las plantas (cuidados posteriores al trasplante). Las técnicas allí descriptas, serán las que usted tiene que aplicar a las plantas cultivadas en envases desde el momento que desarrollan el primer par de hojas verdaderas, hasta que adquieren unos 30-40 cm, momento en el que serán plantadas en el lugar definitivo.


Fuente: MANUAL DE VIVERO
2º AÑO CICLO BÁSICO AGRARIO
VERSIÓN PRELIMINAR
DIRECCIÓN PROVINCIAL DE EDUCACIÓN TÉCNICO PROFESIONAL
DIRECCIÓN DE EDUCACIÓN AGRARIA
Publicar un comentario en la entrada