Aunque suena increíble, el interior de una casa puede estar hasta diez veces más contaminado que la calle.

Publicar un comentario en la entrada