MANUAL DE VIVERO Partes de la flor

Resultado de imagen para partes de la flor y sus funciones   Resultado de imagen para partes de la flor y sus funciones

MANUAL DE VIVERO
Partes de la flor
La flor es el órgano de reproducción sexual de las plantas, en ella se fecundan los óvulos por el polen y esta fecundación origina los frutos y las semillas.
Formación del fruto, la semilla y el embrión
El ciclo sexual completo comprende el desarrollo de las estructuras masculinas (polen) y femeninas (saco embrionario) de la flor, en el caso de las angiospermas.
En esta parte del ciclo se efectúa la división reduccional de los cromosomas para producir el número haploide (n) de los mismos. Durante la floración el polen se transfiere de las anteras al estigma (polinización), donde germina. En el saco embrionario se produce la unión de uno de los núcleos reproductivos con el óvulo, originando el cigoto; el otro se une con los dos núcleos polares (2n) formando el endosperma. El cigoto es diploide (2n) y se divide sucesivamente hasta convertirse en el embrión, el endosperma triploide (3n) se desarrolla como tejido nutricional para el embrión en desarrollo. Ambas estructuras están encerradas dentro del nucelo (en el interior del ovario) que inicialmente funciona como tejido no driza para el embrión y el endosperma en desarrollo.
Las relaciones entre la estructura de la flor y las partes del fruto son las
siguientes1:
Ovario
Fruto (formado a veces por más de un Ovario y tejidos adicionales)
Óvulo Semilla (a veces se une con el fruto)
Tegumentos Testa (cubiertas de la semilla)
Nucelo Perisperma (usualmente ausente o Reducido, a veces almacenamiento)
2 núcleos polares + 1 núcleo espermático
Endosperma (triploide 3n)
Núcleo del óvulo + 1 núcleo espermático
Embrión (cigoto diploide 2n)
Controles internos en la semilla que inciden en la germinación
Una vez que el embrión ha alcanzado su capacidad para germinar, es esencial para la supervivencia de la especie que la germinación de la semilla se efectúe en un tiempo y lugar favorables para el crecimiento y desarrollo de la plántula.
Viviparidad: las semillas germinan en el fruto mientras este está todavía adherido a la planta. Esta característica se controla tanto genética como ambientalmente.
En la mayoría de las especies esta característica es indeseable.
Contenido de humedad: es un aspecto importante de su manejo. Las semillas de acuerdo con el contenido de humedad que admiten pueden clasificarse en:
a. Ortodoxas: el contenido de humedad baja a un 30 % o menos. Y luego la semilla se seca más durante la cosecha y antes de almacenarla. Con ese contenido de humedad no puede germinar.
b. Recalcitrantes: aquellas semillas que se secan a menos de cierto contenido (entre un 30 y un 50 %) rápidamente pierden su capacidad de germinación.
Dormición primaria: en la mayoría de las especies con semillas, durante la maduración se desarrollan controles internos que impiden la germinación y persisten en la semilla durante un período posterior a la cosecha.
Los dos mecanismos principales son:
1. Presencia de inhibidores químicos que se acumulan en diferentes tejidos del fruto y de la semilla.
2. Cubiertas impermeables que controlan la absorción de agua, la permeabilidad de los gases y el lavado de inhibidores.
Métodos para superar la Dormición:
a. Escarificación: Mecánica (Papel de lija)
Química (Ácido sulfúrico)
Agua caliente
Fuente: MANUAL DE VIVERO
2º AÑO CICLO BÁSICO AGRARIO
VERSIÓN PRELIMINAR
DIRECCIÓN PROVINCIAL DE EDUCACIÓN TÉCNICO PROFESIONAL

DIRECCIÓN DE EDUCACIÓN AGRARIA