Producción de flores cortadas V Región Nitrógeno


Producción de flores cortadas
V Región
Nitrógeno
Ocurre la deficiencia generalmente cuando las plantas están cerca del estado de abotonamiento, y se presenta como un amarillamiento general de la planta pero más intenso en las hojas basales, observándose en general una planta débil. Los efectos finales son: escasos botones y muy pequeños. Se previene manteniendo un buen estado nutricional, y en casos extremos realizando una aplicación foliar a riesgo de sufrir efecto de leaf scorch.
Manganeso
Se observa en las hojas nuevas o superiores cuando el nervio adquiere color amarillento y el entrenervio se mantiene verde. Se observa preferentemente en las variedades orientales bajo condiciones de suelo alcalino (pH alto). Se previene con aplicaciones periódicas de fertilizantes foliares.
16. Cultivo en cajas
Normalmente la continua utilización del suelo de los invernaderos en cultivo ha hecho proliferar las enfermedades radiculares como Fusarium, Phytium, Rizoctonia, que son muy difíciles de controlar por métodos que no sea la desinfección de suelo. Por ello, muchos cultivadores de flores, especialmente bulbosas, han optado por hacer la producción de flores con los bulbos plantados en contenedores transportables.
16. Cultivo en cajas
Normalmente la continua utilización del suelo de los invernaderos en cultivo ha hecho proliferar las enfermedades radiculares como Fusarium, Phytium, Rizoctonia, que son muy difíciles de controlar por métodos que no sea la desinfección de suelo. Por ello, muchos cultivadores de flores, especialmente bulbosas, han optado por hacer la producción de flores con los bulbos plantados en contenedores transportables.
Básicamente este sistema consiste en hacer la producción de flores con bulbos plantados en cajas, las que se ingresan al invernadero una vez que las plantas han desarrollado el sistema radicular y el primer desarrollo del brote en condiciones tibias fuera del lugar definitivo de producción. Ello permite utilizar el invernadero sólo para el período de desarrollo de la planta y la producción de las flores. Una vez cortadas las flores las cajas son retiradas del invernadero, dejando el espacio libre para otro cultivo en forma inmediata. Así se utiliza el invernadero sólo como ambiente y no el suelo.
El uso de cajas o contenedores para el cultivo de lilium ofrece las siguientes ventajas:
• Para cultivo en zonas calurosas o en períodos calurosos del año las cajas se pueden almacenar en lugares frescos o en cámaras de frío, donde los bulbos puedan desarrollar lo mejor posible el sistema radicular a temperaturas de 9 a 14 °C en las primeras 3 semanas. Para posteriormente ser ubicadas dentro del invernadero en forma escalonada y así conseguir algún tipo de distribución de la floración.
• En suelos que presentan problemas de profundidad o características químicas/físicas indeseables, la producción que se obtiene es independiente de estos problemas.
• La plantación se hace siempre en suelo o sustrato nuevo con lo que se evita la infección del suelo del invernadero con enfermedades.
• Al usar este sistema el material vegetal puede ser reutilizado si se desea, obteniendo una segunda producción.
• Se ha comprobado que la calidad de las varas florales es mejor.
Como desventajas se pueden mencionar:
• Se ocupa mayor cantidad de mano de obra
• Se requiere de una inversión inicial mayor por el costo de las cajas y sustrato.
Las cajas que se utilizan para este tipo de cultivo son las mismas que se usan para embalar los lilium y deben tener como mínimo 20 cm de alto, para que pueda contener una capa de sustrato lo suficientemente profundo y así se pueda formar el sistema radicular del tallo.
El medio de cultivo que se utiliza para este tipo de cultivo debe ser muy liviano. Debe dejar pasar el ex ceso de agua y ofrecer alta retención de humedad.
Para ello, se puede utilizar aserrín o corteza de pino compostado mezclado con algo de tierra. Si el sustrato es muy poroso se puede proteger los laterales de las cajas con plástico o incluso papel, con el objeto de evitar que se salga entre los orificios y que se seque en exceso el sustrato.
También es posible instalar las cajas en camas hacia abajo haciendo un pequeño aporque exteriormente lo que ayudará a mantener la humedad del sustrato, como se muestra en la figura 4.
La fertilización de este tipo de cultivo se realiza aplicando la mezcla fertilizante preparada para lilium o para papa, según se indicó más arriba en el capítulo de producción de flores, en dosis de 750 gramos a 1 Kg de mezcla por cada metro cúbico de sustrato. Se mezcla muy bien con pala para posteriormente colocarla en las cajas destinadas al cultivo.
La plantación se realiza colocando una capa delgada de sustrato en la base de las cajas de 1-2 cm de espesor, cubriendo los bulbos con una capa de 10 a 15 cm con el mismo sustrato. La capa bajo el bulbo es menos importante que la superior por las razones descritas más arriba.
La densidad de bulbos en la caja depende del calibre, por ejemplo: para calibres 14-16 se ponen 15 bulbos, plantando 3 corridas de 5.
Inmediatamente de terminado el proceso de plantado se debe realizar un riego profundo con mucho agua, igual como se hace en las plantaciones en suelo.
Las cajas se pueden colocar inmediatamente después de plantadas en un lugar fresco o dentro de la cámara de frío a 10ºC, para que la brotación y enraizamiento se realicen en forma lenta. Cuando los brotes tengan 5-6 cm sobre el suelo es el momento de colocar las cajas en el invernadero. Todo lo anterior significa que si queremos hacer un buen uso de nuestro invernadero debemos colocar los bulbos en las cajas 3 a 4 semanas antes que se termine de cortar las flores que van adelante en la rotación del invernadero. De esta manera el reemplazo de las cajas brotadas por las ya cortadas se hace en forma continua.
Fuente: Manuales FIA de Apoyo a la Formación de
Recursos Humanos para la Innovación Agraria
Para pequeños(AS ) productores(AS ) de la agricultura familiar campesina
Chile


Publicar un comentario en la entrada