Capítulo II. Cultivo de Lilium y otras plantas de órgano subterráneo


Capítulo II. Cultivo de Lilium y otras  plantas de órgano subterráneo
A. El cultivo del lilium para flor cortada
1. Introducción
Cuando se compara un bulbo de lilium con muchos otros bulbos, cormos o tubérculos se describen cuatro aspectos que los hacen diferentes:
• No tiene túnica protectora como el tulipán
• El bulbo consiste en escamas
• Es perenne o sea permanente, no muere cada temporada
• Tiene raíces
No teniendo túnica, el bulbo es extremadamente vulnerable a daño por golpes cuando es cosechado y procesado. El brote principal se encuentra en el centro del bulbo, a veces dos bulbos están pegados a un solo plato basal, lo que se conoce como “bulbos doble nariz”, o “DN”.
En los primeros estados de crecimiento, después de la plantación, varias de las escamas más viejas, de más afuera del bulbo, son drenadas de reservas, y estas reservas se usan para el desarrollo del tallo floral y hojas, hasta que se inicia la formación de la nueva flor para la próxima plantación. En el centro del nuevo bulbo se forman nuevas escamas, que son las que se cosechan después de producida la flor. El tamaño y color de las escamas son diferentes de acuerdo al tipo de lilium: los orientales son amarillo/coloreado, mientras que los asiáticos son blancos.
Existen hoy varios grupos de lilium para flor, entre los que se encuentran los híbridos asiáticos, ampliamente conocidos; los híbridos orientales; los híbridos producidos por cruza entre longiflorum con lilium asiático, conocidos también como LA. Han aparecido en el último tiempo los híbridos OT (cruza de oriental con trompeta), los LO (cruza de longiflorum con oriental), y un par de variedades OA (cruza de oriental con asiático).
Cada uno de estos grupos tienen características fenotípicas claramente diferentes entre ellos, como también, algunos requerimientos de cultivo también diferentes.
El lilium se describe como una especie de ciclo anual de desarrollo tipo: frío-calor-frío, donde la diferenciación de hojas, flores y raíces se produce en primavera.
La situación natural de un bulbo de lilium durante el cultivo se describe en la siguiente figura donde se observa la brotación, crecimiento, floración y senescencia o muerte natural. El bulbo entra en dormancia o se “duerme” desde la floración adelante. Ello significa que un bulbo plantado en esas condiciones no brota, sólo emite raíces, y el quiebre de esta situación se hace con exposición de los bulbos a temperaturas bajo 10ºC. Por ello, el tratamiento de frío de los bulbos de lilium se realiza a 2ºC para acelerar el proceso.
2. Definición de bulbo floral para lilium
El calibre de un bulbo está dado por la medida del perímetro o cintura expresada en centímetros.
Todas las variedades de lilium asiático son capaces de producir flor de corta con calibre mínimo 10/12, pero con algunas variedades se logra sólo entre 1 y 3 botones florales viables como La Toya, Navona, Sancerre, y otras. La mayoría de las variedades asiáticas producen entre 3 y 5 botones con calibre 12/14, que es un mínimo suficiente para el mercado de exportación.
En el caso de las variedades orientales, el calibre floral mínimo es 14/16, aunque algunas variedades son capaces de producir 2-3 botones con calibre 12/14, suficiente para exportar.
Por ello, estos parámetros mínimos descritos en la literatura deben ser analizados muy bien por los compradores, en base a una buena información del comportamiento de las variedades, que se logra sólo con la experiencia o buena información.
Los calibres insuficientes para cada variedad no sólo afectan la cantidad de botones sino el largo de la vara y el grosor de la misma, todo ello es calificado cuando se estudia la calidad de una vara de exportación.
Fuente: Manuales FIA de Apoyo a la
Formación de Recursos Humanos para la Innovación Agraria
Para pequeños(AS ) productores(AS ) de la agricultura familiar campesina
GOBIERNO DE CHILE
INSTITUTO DE INVESTIGACIONES AGROPECUARIAS

INIA
Publicar un comentario en la entrada