Cultivo del gladiolo Malezas



Cultivo del gladiolo
Malezas
Generalmente, si se ha limpiado la tierra antes de la plantación, no hace falta luchar contra las malas hierbas, ya que los desinfectantes tienen acción herbicida.
Definitivamente en la región de los Altos de Chiapas debemos controlar las malezas mecánicamente con azadón
6.14. Entutorado
Se utilizan mallas de alambrada metálica o con líneas de hilos en el caso de disponerse la siembra en filas dobles que sujetan las plantas; pues la mayoría de los gladiolos del género glandiflorus necesitan tutores.
En el caso de emplear mallas de alambrada metálica será necesario emplear alguna labor manual dando algún repaso para guiar los tallos.
6.15. Deshijado
Se eliminarán los brotes dejando uno por cormo. En calibres de cormo mayores a 14 puede dejarse dos brotes. A mayor tiempo de enfriamiento y a mayor vejez del cormo la tendencia es más frecuente de producir dos brotes.
6.16. Recolección
Con el fin de obtener varas de calidad durante la cosecha de flores de gladiolo deberán considerarse diversos aspectos, entre ellos el estado de desarrollo de las flores, las condiciones ambientales, particularmente temperatura y humedad relativa al momento de la cosecha y la altura de corte de las varas.
Una buena vara de gladiolo debe haber crecido en posición absolutamente vertical durante toda la fase de cultivo. Cormos plantados en forma muy superficial o un mal sistema de conducción del cultivo, darán como resultado un alto porcentaje de tendedura de plantas dada la altura que alcanzan éstas, de modo que un mal anclaje de los cormos en el suelo influirá en la calidad de las varas florales. Las plantas tendidas vuelven a enderezarse y a crecer en forma vertical, lo que dará como resultado varas torcidas que tienen un menor valor de mercado.
El estado de cosecha
Este punto depende del destino de la producción. Para comercialización local o nacional, es necesario cortar la vara en cuanto la flor basal esté mostrando color.
6.16.2. El momento
El más adecuado para la cosecha de las varas florales es la mañana, con temperaturas bajas y humedad relativa alta, cuando la planta se encuentra en un estado de turgencia de los tejidos. Ello también evitará que se formen burbujas de aire en los haces vasculares al momento del corte, lo que redundará en una mejor conservación post-cosecha.
Fuente: CULTIVO DE GLADIOLO
PROYECTO ESTRATÉGICO PARA LA SEGURIDAD ALIMENTARIA
UNIDAD TÉCNICA NACIONAL
REGIÓN ALTOS DE CHIAPAS.
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.
Publicar un comentario en la entrada