EL CULTIVO Y MANEJO DE LA ALSTROEMERIA Plagas y enfermedades


  

EL CULTIVO Y MANEJO DE LA ALSTROEMERIA


Plagas y enfermedades
Las plantas tienen relativamente pocos problemas de organismos antagonistas. Sin embargo, tienen problemas con trips, orugas, áfidos, mosquitas blancas, ácaros, babosas, caracoles y nemátodos (Pratylenchus). Los trips son probablemente el problema más común y la plaga más difícil para eliminar. Son especialmente dañinos cuando las plantas están floreciendo. Además, son vectores de virus (Bridgen, 1999; Konst, 2009).
Las enfermedades de pudrición de raíz, Pythium y Rhizoctonia, pueden ser problemas cuando el suelo es demasiado húmedo. Sin embargo, si las nuevas divisiones se riegan con un fungicida y se usan buenos procedimientos culturales y sanitarios, estas enfermedades no son de preocupación mayor (Bridgen, 1999; Konst, 2009).
Botrytis puede ser un problema menor cuando las plantas se ponen muy densas impidiendo el normal flujo de aire. El rastrojo de tallos cortados puede apoyar esta infección y puede extenderlo a las flores. Las prácticas culturales buenas como mejorar la circulación del aire y la remoción de rastrojos del cultivo reducen la infección (Konst, 2009). Hay varios virus que infectan Alstroemeria, pero TSWV (Virus de la marchitez manchada del tomate) es el único que es letal. El uso de material libre de virus mejora el vigor de la planta y aumenta la producción de flores. Deben destruirse y eliminarse las plantas infectadas (Bridgen, 1999). Los rizomas están sujetos a las putrefacciones de la raíz si las plantas son regadas en exceso. Se usan mesones esterilizados, substrato pasteurizado y riegos con fungicida en el momento de plantar para prevenir ataques. El substrato debe ser bien drenado y no sobreregado para prevenir este problema (Bridgen, 1999).
La recolección La recolección se efectúa arrancando los tallos del suelo por lo que requiere menos trabajo que cortar. El corte se hace solamente con ciertas variedades, (especialmente en el caso de plantas jóvenes) porque arrancándolas se puede dañar demasiado el rizoma. Los tallos se cosechan dos veces durante una semana en invierno, y 3-4 veces durante una semana en verano (Konst,2009). Si se producen flores de corte para un mercado local, se cosechan las flores cuando las florecillas primarias alcanzan el “estado de pétalo curvo”. Retrasando la cosecha hasta este punto, los colores de la flor primarios y secundarios se intensifican. Los productores que envían las flores a mercados más lejanos, cortan cuando los brotes están empezando a mostrar color (Postharvest, 2009). Cosechas más anticipadas reducen daños de pétalos durante el transporte, pero pueden reducir la calidad de la flor al afectar su color (Bridgen, 1999).
Fuente: EL CULTIVO Y MANEJO DE LA ALSTROEMERIA
UNIVERSIDAD DE CHILE
FACULTAD DE CIENCIAS AGRONÓMICAS
ESCUELA DE AGRONOMÍA
Carolina Osorio C.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

INSECTOS MASTICADORES

MANUAL DE VIVERO ¿Cómo está compuesto el sustrato?