CULTIVO DE GLADIOLO

El cormo.
Botánicamente, un cormo es la base hinchada del tallo envuelto por
hojas secas con apariencia de escamas. En contraste al bulbo, un
cormo es una estructura sólida con varios nudos y entrenudos. La
mayor parte del cormo está compuesta por tejido de almacenaje
formado por células parenquimatosas. En el cormo maduro las bases
de las hojas persisten en cada uno de estos nudos, envolviendo al
cormo. Esta cubierta, conocida como túnica, lo protege contra daños y
pérdida de agua. .
En el ápice del cormo existe una yema terminal que dará origen a las
nuevas hojas y al tallo floral. Además se desarrollan yemas axiales en
cada uno de los nudos. De ahí que en los cormos grandes sean varias
de las yemas superiores las que se pueden transformar en varas
florales, quedando inhibidas aquellas más cercanas a la base del
cormo. Sin embargo, si por alguna razón se impide el desarrollo de las
yemas superiores, las basales serán capaces de desarrollar tallos
florales. .
El sistema radical de un cormo está compuesto por dos tipos de
raíces: el sistema de raíces fibrosas, que se desarrollan en la base del
cormo madre y las raíces contráctiles, de gran tamaño y aspecto
carnoso, que se desarrollan a partir de la base del cormo hijo.
El cormo del gladiolo es una estructura semisólida a tierna
dependiendo del estado de desarrollo, por lo que en regiones de
climas excesivamente fríos deben ser almacenados en invierno para
ser replantados en primavera. Al momento de la plantación el cormo
es una estructura vegetativa en estado de reposo, a menos que las
condiciones de almacenamiento no hayan sido adecuadas. A partir de
la base del cormo se desarrollan las raíces y en la parte apical una o
más yemas darán origen a las hojas. .
La iniciación floral sólo comienza unas semanas más tarde, después
del inicio de desarrollo del tallo. Simultáneamente la base del tallo
comienza a engrosarse para originar el nuevo cormo de la temporada
siguiente que se forma por encima del cormo madre. Del mismo modo
se desarrollan estructuras estoloniformes en la base del nuevo cormo,
que darán origen a los cormillos. .
En la medida que el nuevo cormo aumenta su tamaño, el cormo madre
comienza a momificarse hasta finalmente desintegrarse o permanecer
adherido en la base del cormo nuevo. Su contenido de carbohidratos
de reserva es utilizado en la formación de flores o del nuevo cormo.
Después de la floración el follaje continúa sintetizando carbohidratos
que son trasladados para su almacenaje en el nuevo cormo y en los
cormillos. .
Al final de la temporada, cuando comienza a secarse el follaje, se
habrá formado uno o más cormos hijos dependiendo del tamaño del
cormo madre y de la cantidad de yemas que se hayan activado y un
gran número de cormillos. .
Al arrancar una planta que ha dado flor, se puede apreciar que justo
encima del cormo original hay otro cormo hijo y entre ellos, multitud de
cormillos de tamaño variable. El cormo hijo suele tener el mismo
tamaño que el cormo original.
Fuente: CULTIVO DE GLADIOLO
PROYECTO ESTRATÉGICO PARA LA SEGURIDAD ALIMENTARIA
UNIDAD TÉCNICA NACIONAL
REGIÓN ALTOS DE CHIAPAS.
Tuxtla Gutiérrez, Chiapas.