Guía del jardín sostenible. Mucho más que un jardín



Guía del jardín sostenible
Mucho más que un jardín
Entra en un jardín sin límites: el jardín sostenible
La sostenibilidad: un giro necesario
Los problemas medioambientales que causan las ciudades han supuesto un gran motivo de preocupación para todos en los últimos tiempos. Como consecuencia de esta inquietud, la Comisión Mundial de Naciones Unidas sobre Medio Ambiente y Desarrollo redactó en 1987 el informe “Nuestro Futuro Común”, que analizaba
los problemas asociados al desarrollo incontrolado. En este documento se introduce el concepto del “desarrollo sostenible”, como “aquel que satisface las necesidades del presente sin comprometer la capacidad de las generaciones futuras para satisfacer sus propias necesidades”.
Partiendo de esa idea, un desarrollo sostenible debe basarse en varios principios: el uso eficiente de los recursos naturales, el respeto de la capacidad de regeneración del medio, la necesidad de compartir riqueza y responsabilidad, la precaución ante la repercusión
ambiental de cualquier actuación, y el hecho de involucrar todos los factores implicados para resolver los problemas.
En definitiva, la sostenibilidad supone una nueva visión de nuestro entorno que aporta una base sobre la que trabajar para reorientar el desarrollo de una sociedad distinta.
Una zona verde, por favor
Vivimos en una gran ciudad. Aunque pretendamos llamarla “ecosistema urbano”,
está claro que no sigue las reglas del equilibrado mundo natural: es un entorno impermeable con demasiado consumo, demasiados residuos y demasiado cemento.
Dentro de este sistema artificial, los jardines, los árboles, las terrazas, e incluso una simple maceta, aportan un toque de naturaleza, cumpliendo funciones esenciales como producir oxígeno y absorber partículas contaminantes, aumentar la diversidad de especies animales y ofrecer un espacio para el descanso, el ocio y el placer emocional. En resumen: calidad de vida.
Por eso, aunque la ciudad nos ofrece comodidad y muchas oportunidades para trabajar
y relacionarnos, algo en nuestro interior disfruta en contacto con la naturaleza. El jardín
es una buena manera de acercarnos a nuestro hábitat original, de participar y recrear los
procesos de la vida, rodeándonos de un ambiente armónico y tranquilo. Pero un jardín
sostenible va más allá del mero espacio verde: supone la posibilidad de realizar un
cambio en la manera de hacer las cosas.
¿Por qué un jardín sostenible?
En una sociedad dirigida por el “corto plazo”, la idea de la sostenibilidad nos invita a mirar más allá de nuestro simple bienestar o beneficio personal. Una actitud sostenible se puede aplicar en muchos aspectos de la vida cotidiana y, por supuesto, al realizar nuestro jardín o conseguir unas plantas para nuestra terraza
Fuente: Guía del jardín sostenible
Mucho más que un jardín
Por un Madrid más sostenible.pdf