Cómo cuidar las flores cortadas (II)



Cómo cuidar las flores cortadas (II)
Las flores cortadas tienen que ponerse siempre en agua limpia y renovarla cada vez
que se ensucie. Como la flor ha perdido las hojas y las raíces de la planta, ya no
tiene ningún modo de obtener el oxígeno que necesita para vivir. Puestas en agua,
las flores son capaces de sustentarse a partir del oxígeno que está disuelto en el
agua y que absorben a través del tallo.
Poner una aspirina disuelta en el agua también ayuda a su conservación, aunque
también se pueden incorporar productos especiales de jardinería que sirven para
matar las bacterias que pueden desarrollarse en el agua y que acelerar la
putrefacción de la flor. Asimismo no podemos olvidar retirar los restos de flores
marchitas o las hojas pasadas, ya que al caer en el agua se pueden pudrir y activar
el proceso de descomposición de la flor.
Otro factor fundamental es el jarrón: cualquiera que sea el recipiente, tiene que
tener agua suficiente para todas las flores y que llegue bien la luz a cada una de
ellas. Es decir, que la cantidad de flores tiene que ser proporcional al volumen del
jarrón, sin apelotonar los ejemplares.
Por último, no debemos olvidar que es muy importante tener en cuenta la habitación
donde colocaremos el búcaro con las flores. Los ambientes secos, con corrientes de
aire o donde da el sol directamente a las flores contribuyen a resecar antes los
tejidos y a que envejezcan más rápidamente.
Fuente: Curiosidades de las flores
Autor: Tusplantas.com
[http://www.mailxmail.com/curso-curiosidades-flores/como-cuidar-flores-cortadas-2]