HUERTAS Y JARDINES SIN PLAGUICIDAS



HUERTAS Y JARDINES SIN PLAGUICIDAS
¿Cómo combatir plagas naturalmente?
La jardinería orgánica privilegia la biodiversidad y las técnicas de manejo ecológico de suelos y de plagas. El control de plagas y enfermedades en huertas y jardines se realiza, entre otros métodos naturales, mediante la utilización de preparados caseros en los que se utilizan plantas o partes de ellas. A estos preparados se los denomina remedios ecológicos, debido a que no dañan el medio ambiente por ser naturales y por reemplazar a los peligrosos plaguicidas. Otro procedimiento eficaz es plantar especies que por su olor alteran el comportamiento normal de ciertas plagas, como también alimentar el suelo con productos orgánicos, entre éstos el compost, abonos de lombriz, harina de huesos, resaca de los ríos, etc. También se recurre a estimular el desarrollo de insectos benéficos y, en general, a mantener o restablecer el sano equilibrio natural.
PLAGAS MAS FRECUENTES
Pulgones Cochinillas
Pulgones:
Se caracterizan principalmente porque su aparato bucal está provisto de un estilete que les sirve para chupar la savia de las hojas, brotes jóvenes y capullos florales. A causa de sus picaduras, las hojas se abarquillan, los tallos se retuercen y los botones florales se deforman. En las hojas adultas aparecen manchas de color amarillo.
Hay hasta 34 especies de pulgones, aunque los más comunes son los del rosal (Macrosiphum chrysanthemi), el negro de las habas (Aphis fabae) y el de las raíces (Pemphigus sp.). El pulgón ataca a la mayoría de las plantas.
Los pulgones segregan una sustancia azucarada que atrae a las hormigas, y es también el asiento del hongo fumagina o polvillo negro, más conocido por negrilla. Los tratamientos deben efectuarse cuando se observen los primeros individuos. Su aparición es favorecida por la sequedad del ambiente, lo que suele ocurrir en primavera y
verano.
Cochinillas:
Poseen un escudo o coraza que las protege tanto a ellas como a sus huevos. Estos se pegan como lapas a los tallos y hojas de las plantas para chupar su savia. Otras están protegidas por una masa algodonosa. Una característica fundamental de estos insectos es la segregación de una sustancia dulce, sobre la cual se desarrolla el hongo fumagma o negrilla, al mismo tiempo que atrae a las hormigas.
Orugas cortadoras:
Oruga cortadora áspera (Agrotis maléfida), oruga cortadora parda (Porosagrotis gypaetina), gusano grasiento (Agrotis ipsilon), gusano variado (Peridroma saucia).
Gusanos blancos: Bicho candado (Diloboderusabderus).
Otros:
Gusanos alambre
Gorgojos
Hormigas cortadoras
Moluscos y babosas
Grillo topo
Gusano saltarín o Barrenador menor
Fuente: Serie: Educación Ambiental Ciudadana – Cartilla 3
Edita: Red de Acción en Plaguicidas y sus Alternativas para América Latina
(RAP-AL)
Av. Providencia No. 365 Dpto.41, Santiago de Chile
Tel./Fax: 56-2-341 6742
rapal@rapal.cl
www.rap-al.org