Cultivo del girasol para flor cortada 1.- INTRODUCCIÓN


Cultivo del girasol para flor cortada
1.- INTRODUCCIÓN
La utilización del girasol como ornamental no es nueva, cuando se introdujo en
Europa procedente del América, de donde es originaria, su primer uso fue el de planta
ornamental en los jardines de la época.
Al poco tiempo de su introducción, la planta se cultivaba en los Reales Jardines
Botánicos de Madrid. En 1568 se publica la primera descripción detallada de la planta por Dodonaeus. A partir de ese año abundan las referencias al girasol que lo sitúan en Italia, Francia, Alemania, etc. (Vrânceanu, 1.977).
Su tamaño y la hermosura notable del capítulo determinaron que esta planta fuese
muy apreciada. Durante casi doscientos cincuenta años, después de haberse traído y
difundido en Europa, el girasol se cultivó solamente como planta ornamental (Vrânceanu,1.977).
Ya en la actualidad, el girasol se cultiva principalmente como planta industrial para
obtención de aceite, si bien en los últimos años se está viendo un aumento de su uso como flor cortada, sobre todo en grandes composiciones para decoración de escenarios,
escaparates, mesas, etc. Es paradójico el mayor uso de girasoles artificiales, en su mayoría de tela y plástico, y una menor presencia de la flor natural. También se cultiva como planta ornamental en maceta, aunque para ello se utilizan cultivares enanos (Sauher, 1997), así como ornamental dentro de jardines, para ello se prima sobre todo la vistosidad de los capítulos con diferentes colores y tamaños.
El cultivo de esta especie como flor cortada se puede realizar tanto en invernadero
como al aire libre, si bien esta última modalidad limita, en muchas zonas, las épocas en las que se puede realizar el cultivo, a la primavera y el verano (Altman et al. 1.997).
La finalidad del cultivo del girasol como flor cortada es distinta respecto al
oleaginoso, el de boca o el forrajero, en los dos primeros se suele buscar plantas con
capítulos grandes con una alta producción de semillas por planta, y en el forrajero además se busca un alto peso de la planta. Por el contrario en el ornamental se busca un capítulo no demasiado grande, ya que ello impediría su uso como flor, diámetros inferiores a 7 u 8 centímetros se consideran adecuados para estos fines. La presencia de polen en las flores es un inconveniente para su uso como ornamental, ya que éste al desprenderse mancha los enseres o ropas próximos a ellas, por ello, los principales cultivares ornamentales no tienen polen.
El nombre científico del género (Helianthus), así como los que dan nombre a la
planta en otros idiomas, aluden generalmente a la forma y aspecto de la inflorescencia o
capítulo donde nacen las flores y que corona la planta por su parecido a un sol. Así el
término griego helios, significa sol, y anthos flor (Alba, 1.990).
El nombre de la especie (annuus) alude a la característica de anualidad del ciclo
vegetativo - reproductivo de la planta. (Alba, 1.990).
Fuente: El cultivo de girasol (Helianthus annuus) para flor cortada
Javier Melgares de Aguilar Cormenzana
Consejería de Agricultura, Agua y Medio Ambiente
Plaza Juan XXIII nº 4
30.071 Murcia (España)
fjavier.melgaresdaguilar@carm.es
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

INSECTOS MASTICADORES

EL CULTIVO Y MANEJO DE LA ALSTROEMERIA Plagas y enfermedades

MANUAL DE VIVERO ¿Cómo está compuesto el sustrato?