Cultivo del clavel . POSTCOSECHA



Cultivo del clavel
9. POSTCOSECHA
La postcosecha se basa en conseguir alargar la vida de la flor una vez cortada y así mejorar la comercialización.
La senescencia de los claveles cortados está asociada con un incremento en la producción de etileno. Por tanto, los compuestos que inhiben la síntesis de etileno son importantes en horticultura porque prolongan la longevidad de las flores climatéricas entre las que se encuentra el clavel.
El tiosulfato de plata (STS), es un inhibidor de la acción del etileno y se ha convertido en una herramienta esencial en la industria de la flor cortada. De esta forma las flores son tratadas antes de ser comercializadas para retrasar la senescencia con tratamientos de pulsación con STS. Sin embargo, el STS es una potente productor de daños ambientales y muchos países han prohibido su uso recientemente. Actualmente hay muy pocas alternativas al STS.
Los claveles estándar y miniatura se han beneficiado enormemente del uso del STS, el cual puede incrementar la vida de postcosecha de dos a tres veces. Los claveles pueden ser almacenados más tiempo que cualquier otra flor y los botones muy apretados pueden
abrirse y dar lugar a flores de alta calidad.
Algunos ciclopronanos sintéticos se enlazan al receptor del etileno y previenen la acción
fisiológica del etileno durante periodos más o menos amplios. Estos productos han sido
utilizados para prolongar la longevidad de los claveles.
También resulta efectivo el etanol, ya que incrementa la vida útil en claveles al inhibir la producción de etileno , ya que se transforma en acetaldehido en los tejidos vegetales, siendo este el agente causante del retardo de la senescencia. Sin embargo su uso potencial como tratamiento postcosecha es escaso, debido a la ineficiencia de los tratamientos de pulsación.
El aminotriazol (ATA) es otro compuesto que inhibe la producción de etileno y prolonga la vida útil de las flores. Sin embargo el ATA ha sido clasificado como potencialmente carcinógeno, por tanto su uso comercial como conservante de flor cortada es peligroso.
Las técnicas de postcosecha que se emplean en claveles son:
-Técnicas de conservación:
Tratamientos químicos.
Antimicrobianos.
Antitranspirantes.
Inhibidores de la producción hormonal (Ag+).
-Métodos físicos:
Acción del frío en la postcosecha.
9.1. Clasificación y conformación del ramo
Ambos, claveles estándar y miniatura son clasificados por su rigidez y longitud del tallo, diámetro de la flor y ausencia de defectos. La rigidez del tallo se determina tomando el tallo horizontalmente en un punto localizado 25.5 mm por arriba del largo mínimo establecido por el grado de calidad correspondiente.
Si la desviación de la cabeza de la flor es mayor de 30 grados de la horizontal (con la
curvatura natural hacia abajo), la flor se considera defectuosa. Otros defectos incluyen:
botón plano, cabezas de toro, cabeza abombada, flores únicas, apariencia marchita,
partiduras, decoloraciones y daño por plagas y enfermedades.
Fuente: Infoagro.com
Publicado por: Marcela Aguilera, Operadora Sitec V Región.
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

INSECTOS MASTICADORES

EL CULTIVO Y MANEJO DE LA ALSTROEMERIA Plagas y enfermedades

MANUAL DE VIVERO ¿Cómo está compuesto el sustrato?