Tulipanes: Cuidados de los bulbos



25. Cuidados de los bulbos
Cuando nuestros tulipanes o narcisos ya han florecido, nos encontramos con
jardines o macetas con plantas aún verdes, pero de las cuales ya no obtendremos
más flores este año. Aquí comienza nuestra tarea para obtener flores
espectaculares la próxima temporada. Pero ¿Cómo?
Lo primero que debemos hacer es continuar regando con normalidad los bulbos. La
razón es que, cuando estos ya han florecido y las hojas continúan verdes,
comienzan a almacenar nutrientes para resistir el largo periodo de descanso y
florecer la próxima primavera o verano.
Tareas principales.- Debemos esperar a que la parte aérea de nuestros bulbos, es
decir, las hojas y ramificaciones, se sequen completamente. Este es el momento de
desenterrar los bulbos para guardarlos y protegerlos de las heladas del invierno.
Esta operación de desentierro debe realizarse con mucho cuidado, dado que si lo
realizamos de manera brusca o con excesiva prisa, corremos el riesgo de dañar el
bulbo exteriormente y poner en peligro su supervivencia. Normalmente, si se
encuentra plantado en un jardín, utilizaremos una pequeña azadilla. Pero si está
plantado en una maceta, esta operación es mucho más rápida; basta con voltear la
maceta y sacar los bulbos. Retiramos la tierra de éstos, los limpiamos con agua, sólo
si es necesario y en el caso de que la tierra no se desprenda completamente de
ellos, y los dejamos secar en un lugar seco y a la sombra, pero nunca al sol.
Esperamos hasta que los bulbos estén secos y limpios, y los etiquetamos. Y uno
puede preguntarse: " ¿Para qué? Si yo ahora reconozco a una dalia o a un narciso". El
problema es que dentro de 6 ó 7 meses, cuando debamos plantar de nuevo los
bulbos, ya no recordaremos cual es cual o el color de cada flor. Por ello es
importante agrupar en diferentes cajas las distintas clases de bulbos, distinguiendo
el tipo de bulbo y el color de la flor, o colocar una etiqueta adhesiva en cada uno de
ellos especificando momento de plantación, momento de floración, flor y color.
El último paso.- Pero aún nos queda una última tarea antes de poder cerrar las cajas
de almacenamiento. Debemos espolvorearlos con un fungicida y un insecticida y,
así, evitar la desagradable sorpresa de encontrar dentro de un tiempo todos los
bulbos infectados por hongos u otro tipo de plaga.
En resumen, las cuatro tareas que nos esperan con nuestros bulbos son:
desenterrar, limpiar, clasificar y desinfectar.
Fuente: Curiosidades de las flores
Autor: Tusplantas.com
[http://www.mailxmail.com/curso-curiosidades-flores/cuidados-bulbos]
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

INSECTOS MASTICADORES

EL CULTIVO Y MANEJO DE LA ALSTROEMERIA Plagas y enfermedades

MANUAL DE VIVERO ¿Cómo está compuesto el sustrato?