INSECTOS CHUPADORES Áfidos o Pulgones




LAS PLAGAS COMUNES DEL JARDÍN
Identificación y Manejo Integrado
INSECTOS CHUPADORES
Áfidos o Pulgones A
B Áfido alado “Aphids”
Los áfidos son insectos diminutos que miden unos 2.5 mm de longitud. El cuerpo
es blando con la parte posterior en forma de pera (Fig. 14). Se caracterizan por
poseer dos estructuras tubulares de color oscuro en la parte posterior del cuerpo. A
estas estructuras se les llama cornículos. El color de las diferentes especies de áfidos
varía desde tonos amarillosos hasta colores oscuros. Normalmente no tienen alas, pero
las pueden desarrollar para migrar a nuevas áreas a causa del hacinamiento o la
escasez de alimento.
Estos insectos se reproducen rápidamente. Pueden completar su ciclo de vida entre 10
y 14 días. Su ciclo de vida consta de tres etapas: huevo, ninfa y adulto. La ninfa
(etapa inmadura) se desarrolla a través de 3 a 4 etapas hasta llegar a adulto. Los
áfidos no ponen huevos, sino que paren las ninfas.
Daños- Los áfidos adultos y las ninfas chupan la savia de flores, frutos, brotes
tiernos, hojas y raíces de una gran diversidad de plantas. Poblaciones muy
numerosas de estos insectos causan que las hojas jóvenes, los renuevos y las flores se
arruguen o enrosquen. Su ataque ocasiona que se agudicen los síntomas de la
marchitez en tiempos de sequía y que las plantas se vean deslucidas. Una infestación
severa de áfidos puede retrasar el crecimiento y destruir los renuevos. Estos
insectos tienen la capacidad de transmitir virus que causan enfermedades serias en
las plantas.
Fuente: LAS PLAGAS COMUNES DEL JARDÍN
Identificación y Manejo Integrado
Por: Hipólito O'Farrill-Nieves, Ph.D.
Especialista en Entomología
Silverio Medina Gaud, Ph.D.
Entomólogo y Profesor Emérito
Publicar un comentario en la entrada