Manuales de buenas prácticas ambientales Jardinería Materiales de construcción en jardinería

 

Manuales de buenas prácticas ambientales Jardinería
Materiales de construcción en jardinería:
• Elegir materiales con tratamientos no tóxicos ni peligrosos.
• Evitar el uso de plásticos sobre todo los que tienen cloro como el PVC.
ALMACENAMIENTO
• Etiquetar de manera claramente visible las materias y los productos.
• Seguir las normas de almacenamiento para cada producto.
• Mantener separados productos químicos que puedan reaccionar en contacto.
• Evitar las caducidades para reducir residuos.
US O Y CONSUMO
Turba:
• Reducir el consumo de turba sustituyéndola, en lo posible, por compost u otros
productos y sus mezclas.
Especies:
• Contribuir al mantenimiento del patrimonio genético, empleando especies vegetales
autóctonas.
• Dedicar, en el espacio sobre el que se actúe algunas superficies al desarrollo de
vegetación espontánea, para conservar la diversidad florística.
Favorecer la diversificación de ambientes en el diseño de un jardín para incrementar
la diversidad faunística.
Suelo:
• Conservar el suelo, evitando la erosión con el laboreo adecuado en el momento
oportuno y reduciendo al mínimo tiempo la permanencia de los suelos desnudos.
• Incrementar la salud y fertilidad del suelo, favoreciendo el equilibrio entre sus
características físicas y minerales y la actividad biológica.
• Realizar el abonado teniendo en cuenta las condiciones climatológicas, el estado
del suelo y las características del terreno para evitar la contaminación.
Productos químicos:
• Evitar el uso de productos químicos en el control de plantas adventicias, plagas
y enfermedades mediante el empleo de técnicas no agresivas con el medio.
• Emplear los productos químicos más inocuos y cuidar la dosificación recomendada
por el fabricante para reducir la peligrosidad de los residuos y la contaminación.
• Vaciar por completo los recipientes para reducir residuos.
Agua:
• Favorecer el desarrollo de la microbiota del suelo básica
para optimizar la absorción de agua por los vegetales.
• Realizar ligeros laboreos verticales y conseguir una adecuada
proporción de materia orgánica en el suelo para favorecer
la acumulación y retención de agua.
• Instalar dispositivos limitadores de presión, difusores y temporizadores
para disminuir el consumo de agua durante el riego.
• Realizar los riegos necesarios, con las técnicas más eficientes y en
los momentos más adecuados, para ahorrar agua.
Fuente: Manuales de buenas prácticas ambientales
Jardinería
GOBIERNO DE NAVARRA
DEPARTAMENTO DE MEDIO AMBIENTE, ORDENACIÓN DEL
TERRITORIO Y VIVIENDA
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

INSECTOS MASTICADORES

EL CULTIVO Y MANEJO DE LA ALSTROEMERIA Plagas y enfermedades

MANUAL DE VIVERO ¿Cómo está compuesto el sustrato?