Cultivos de bonsais: Poda de raíces

Poda de raíces

Cuando hemos cultivado un pre bonsái desde la semilla, la primera poda de raíces
se lleva a cabo, tal como lo hicimos con la parte aérea, en la época de reposo.
Tengamos la precaución de tener a mano el recipiente en el que vamos a colocar la
unidad podada, las herramientas necesarias, la tierra húmeda a utilizar y agua
suficiente para el trabajo.
En primer lugar debemos extraer el árbol del recipiente donde se encuentra y
desprenderle todo el sustrato que se encuentra adherido a las raíces.
Es fácil hacerlo sumergiendo toda la zona radicular en un recipiente con agua limpia
teniendo cuidado de que siempre las raíces permanezcan húmedas cuando
trabajamos con ellas.
Las partes de tierras que se resisten a desprenderse con el agua debemos
removerlas con un palito chino o brochet o pincel. Lo importante es no usar
elementos punzantes para no lastimar las pequeñas raíces que han crecido y que,
por lógica, son muy frágiles.
Cuando hemos desprendido todo el pan de tierra y las raíces se nos presentan
limpias, vamos a cortar la raíz principal a la mitad de su longitud. El resto que se nos
presenta es una cantidad de ramificaciones radiculares de distintos grosores y
largos. Como norma general vamos efectuar la poda de todo lo que exceda los 5
cm. contando desde la unión del tronco y la raíz. Esto depende de las
características del arbolito que tenemos.
Luego de efectuada la poda de raíces, llenamos con tierra hasta la mitad la maceta
donde vamos a colocar el pre bonsai. Ubicamos el arbolito en ella y le agregamos
sustrato hasta cubrir la totalidad de las raíces.
Para permitir que la tierra se introduzca por todas las partes y que la raíz quede
bien adherida al pan de tierra utilicemos los palitos para remover y demos suaves
golpes a la maceta.
Terminado este proceso, vamos a situar al pre bonsai en un lugar sombreado y
protegido del viento y la lluvia. Lo regamos lo suficiente para que las raíces
permanezcan húmedas.
No volveremos a regarlo hasta ver que no hay humedad en la parte superior del
sustrato. Tener en cuenta que la planta esta en reposo y que sus necesidades y
requerimientos de humedad se han reducido considerablemente.
Dar pasos hacia delante nos acerca a nuestro objetivo. Dar, a veces, un paso atrás
nos asegura lograrlo.
Fuente: mailxmail.com/curso-cultivo-bonsai/poda-raices]
Publicar un comentario

Entradas populares de este blog

INSECTOS MASTICADORES

EL CULTIVO Y MANEJO DE LA ALSTROEMERIA Plagas y enfermedades

MANUAL DE VIVERO ¿Cómo está compuesto el sustrato?