Introducción a la botánica

Introducción a la botánica

El reino vegetal es muy amplio ya que existen más de mil especies en todo el
planeta. Su distribución tan variada hace que se encuentren plantas casi en cualquier
lugar de la tierra.
La principal característica que distingue a los vegetales de los animales es su
capacidad para alimentarse de forma autótrofa, es decir, toman ellas mismas por la
radiación solar la energía necesaria para favorecer su crecimiento. Para realizar esto,
la mayoría de las plantas contienen un pigmento llamado clorofila.
Las primeras obras botánicas importantes que se conservan datan de los siglos IV-III
anteriores a nuestra era y se deben a teofasto (372-287 a. C), primer botánico que
hizo una clasificación y dividió las plantas en:
-Monocotiledoneas (con un cotiledón)
-Dicotiledóneas (con dos cotiledones)
En el siglo I después de Cristo Dioscórides ordenó las especies botánicas en
tres grupos, atendiendo a su utilidad: comestibles, medicinales y venenosas.
Durante la Edad Media se dio más importancia a la descripción de las especies que a
su ordenación. A partir del siglo XVI, surgieron autores preocupados por recuperar
clasificaciones antiguas. Los botánicos de entonces se basaron en ciertos caracteres
morfológicos como la forma de las flores, el número de piezas florales y su
disposición, etc.
Linneo fue el naturalista más importante de esta época ya que introdujo la
distinción entre plantas sin flores (criptógamas) y con flores (fanerógamas). Dividió
a estas últimas en hermafroditas (con órganos masculinos y femeninos) y
unisexuales (con órganos masculinos o femeninos). Las agrupó luego atendiendo
al número de estambres y carpelos, y a su disposición en la flor.
Adolphe-Théodore Brongniart (1801-1876) empezó a introducir casi cien años
más tarde, los criterios filogenéticos de clasificación, es decir, basados en la
evolución.
Más tarde, Adolfo Engler (1844-1930) repartió las plantas en trece divisiones
fundamentales.
En la actualidad con el avance de las ciencias auxiliares aplicadas a la botánica
(bioquímica, citogenética, ecología, etc.) se han incrementado notablemente los
criterios que se siguen en la sistemática. Por ello, las clasificaciones actuales se
basan en rasgos no sólo morfológicos o anatómicas, sino también citológicos,
genéticos, bioquímicos y ecológicos
Fuente: mailxmail.com/curso-introduccion-botanica/introduccion]
Publicar un comentario en la entrada